Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atento vuelve a los 'números rojos' en el primer trimestre de 2016

La firma de 'contact center' Atento registró en el primer trimestre de 2016 unas pérdidas netas atribuibles de 4,8 millones de dólares (4,2 millones de euros), en contraste con los 20,5 millones de dólares (17,9 millones de euros) que ganó en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía.
Atento indica que los resultados del primer trimestre de 2016 se han visto afectados por los cambios de divisas e incluyen un cargo no recurrente de 11,5 millones de dólares (10,1 millones de euros) relacionados con medidas para alinear la estructura de costes a las condiciones de mercado, incluidos los descensos de los volúmenes en España y Brasil.
Los ingresos del grupo en los tres primeros meses del año alcanzaron los 419,4 millones de dólares (366,7 millones de euros), lo que supone un 18,7% menos que los 515,9 millones de dólares (451 millones de euros) del primer trimestre de 2015, pero un 2,5% más excluyendo el impacto del cambio de divisas.
La compañía destaca que el crecimiento de los ingresos se ha visto impulsado por la subida del 16% registrada en la región Americas, que logró compensar el descenso del 5,6% registrado en Brasil y del 5,4% en Europa, Oriente Medio y África.
Además, remarca que su estrategia de diversificar sus ingresos y generar un crecimiento más equilibrado sigue su curso, ya que la facturación de los clientes que no son Telefónica aumentó un 6,1% y representó el 56,2% del total.
El consejero delegado de Atento, Alejandro Reynal, ha destacado el crecimiento de los ingresos registrado en el primer trimestre del año, al mismo tiempo que realiza progresos en sus prioridades para este año: lograr un equilibrio óptimo entre crecimiento, rentabilidad y liquidez, hacer inversiones que generen más valor para sus clientes y fortalecer sus balances.