Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BBVA gana casi un 10 por ciento menos hasta junio y pide reformas profundas

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, durante la presentación de los resultados del segundo trimestre de 2010, hoy en Madrid. EFEtelecinco.es
El BBVA ganó 2.527 millones de euros en la primera mitad del año, casi el 10 por ciento menos y a pesar de la crisis económica, que a juicio del banco, España podría abandonar con mayor rapidez si el Gobierno aplicara reformas estructurales "profundas".
Así lo dijo en rueda de prensa el consejero delegado de la entidad, Ángel Cano, quien insistió en que el banco quiere seguir creciendo a través de su negocio y no con la compra de entidades, aunque ello no quita que, como siempre, estén "atentos" a las oportunidades que surjan, especialmente en el sector de las cajas de ahorros.
Un sector en plena reestructuración y que pese a la competencia de las entidades por captar depósitos de sus clientes, ha permitido al banco ganar cuota de mercado en España en los primeros seis meses del año hasta llegar al 11,6 por ciento en recursos de clientes y al 10,6% en créditos, debido a que la entidad recalcó que sigue prestando dinero.
Una cuota de mercado que creen que podrá aumentar hasta 300 puntos básicos en los próximos dos o tres años, fruto de la mayor captación de negocio como consecuencia de la reordenación del sector financiero, en la que prevén un recorte de hasta el 30 por ciento en el número de sucursales.
No obstante, matizaron que estos objetivos dependerán de la intensidad con la que se acometa el proceso tras la aprobación de los cambios normativos que permitirán a las cajas captar capital privado, una novedad que junto a la aplicación "profunda" de otras reformas estructurales, como la del mercado laboral, puede adelantar la salida de España de la crisis.
De esta forma, mejorarían las previsiones del banco de que la economía española no crecerá el 2% hasta 2012, al igual que sobre el empleo, para lo que Cano recomendó fomentar cualquier fórmula que permita a los empresarios crear puestos de trabajo.
Este tipo de iniciativas, unido a la publicación de las pruebas de solvencia a la banca, despejarían las incertidumbres sobre España en los mercados financieros, que por el momento sólo han recibido "cierta dosis de confianza" como demuestra el hecho de que el BBVA haya colocado cédulas hipotecarias recientemente y hoy 1.000 millones en deuda sénior a 5 años.
También demanda una mayor facilidad de acceso a los mercados para "algunas" entidades españolas, que en el BBVA creen que podrá mejorar después de que el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea haya aplazado cinco años, hasta 2018, el límite para que las entidades puedan empezar a ampliar la horquilla de los activos que podrán considerarse como líquidos para el ratio de liquidez a largo plazo.
En cuanto a la evolución del negocio de BBVA, Cano resaltó que la diversificación geográfica del grupo permitió compensar la mejor evolución de unas zonas respecto a otras, aumentar el colchón de provisiones genéricas en otros 250 millones de euros, y conseguir que los resultados se redujeran casi el 10%, menos de lo previsto por los analistas.
Gracias a las mayores provisiones, el banco podrá afrontar con mayor comodidad el futuro en el que no prevé que la morosidad aumente, ya que dan por hecho que en el caso del banco ya tocó máximos a cierre de 2009, y de hecho a finales de junio era una décima menor, del 4,2% para el conjunto del grupo y del 5% para el negocio en España y Portugal.
En estos dos países, el beneficio atribuido se redujo el 2,2% interanual, hasta 1.186 millones de euros.
En México, el grupo ganó 798 millones, el 10% más gracias a la apreciación del peso mexicano frente al euro, y en Estados Unidos obtuvo un resultado de 144 millones, el 3,9% más, también gracias a el tipo de cambio más favorable del dólar.
En América del Sur, que incluye también el negocio en Panamá, el beneficio ascendió a 453 millones de euros, el 7,6% más, en tanto que el área de Negocios Globales y Gestión de Fondos avanzó el 11,4% y logró ganar 532 millones, que ahora incorpora el 5% adicional del China Citic Bank (CNBC).