Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE ve necesarias más reformas para flexibilizar el mercado laboral de la eurozona

El Banco Central Europeo (BCE) considera posible que sea necesario acometer reformas adicionales en materia de empleo con el objetivo de lograr un grado de flexibilidad laboral compatible con la pertenencia a la unión monetaria, según apunta la institución en la última edición de su boletín mensual.
"Aunque las reformas ya emprendidas podrían tardar cierto tiempo en dejar sentir todos sus efectos, es posible que sea necesario adoptar más reformas para lograr el grado de flexibilidad laboral compatible con la pertenencia a una unión monetaria", señala la institución, que considera que los avances "han sido parciales y desiguales".
La entidad presidida por Mario Draghi sostiene que intensificar los esfuerzos para aumentar la movilidad interregional y transfronteriza en las economías de la zona del euro contribuiría a afrontar el elevado desempleo a escala local, reduciendo con ello el riesgo de que los altos niveles actuales de paro se traduzcan en nuevos incrementos del desempleo estructural.
En este sentido, el banco central defiende que la reducción adicional de las rigideces en el ajuste del empleo y de la dualidad existente en los mercados de trabajo ayudaría a acelerar la redistribución del empleo hacia sectores más productivos.
Además, el BCE cree que la adopción de reformas adicionales en materia de negociación colectiva permitirían mejorar los mecanismos de señalización relativos a la demanda de distintos tipos de trabajadores.
Por otro lado, la entidad recomienda hacer hincapié en las políticas de reactivación, dando prioridad a las políticas activas de empleo, de modo que aumente la empleabilidad de los trabajadores desplazados de sectores cuyo tamaño ha quedado reducido de forma permanente, lo que contribuiría a contrarrestar la fuerte subida del desempleo de larga duración.
No obstante, "con el fin de cosechar todos los beneficios de las reformas laborales", el BCE reclama reformas adicionales en los mercados de productos para aumentar la competencia y la capacidad de resistencia de la zona del euro frente a futuras perturbaciones.