Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE reclama al italiano Banca Carige un nuevo plan de negocio

Banca Carige deberá remitir a instancias del Banco Central Europeo (BCE) un nuevo plan de negocio, así como nuevos planes de financiación y de opciones estratégicas, según ha informado la entidad genovesa, que ha revisado al alza sus pérdidas de 2015, hasta 101,7 millones de euros, y cuyas acciones se desplomaban cerca de un 11% en la Bolsa de Milán.
La carta remitida por el BCE exige a Banca Carige la presentación de "un nuevo plan de financiación para el 31 de marzo de 2016", así como un nuevo plan de negocio para el 31 de mayo de 2016 en el que refleje el "empeoramiento del escenario general comparado con las estimaciones previas" y preparar un plan que una nueva evaluación de las opciones estratégicas del grupo.
Asimismo, la entidad genovesa informó de que "las dificultades reflejadas particularmente en la financiación directa" y las adversas condiciones del mercado desde principios de 2016 han provocado la amortización del valor del fondo de comercio residual de Banca Carige por un importe de 57,1 millones de euros.
De este modo, la entidad genovesa ha revisado sus resultados anuales correspondientes al ejercicio 2015, cuando registró pérdidas de 101,7 millones de euros, frente a los 'números rojos' de 44,6 millones de euros indicadas con anterioridad.
A pesar de esta reformulación de sus cuentas anuales, Banca Carige logró reducir un 81,3% las pérdidas de 543,6 millones de euros del año anterior.
El anuncio de las exigencias del BCE a Banca Carige ha tenido un impacto inmediato en la evolución de la cotización de las acciones del sector, con una caída del 10,23% de los títulos de Banca Carige, tras haber llegado a bajar un 11,3%.
Por su parte, las acciones de Unicredit caían un 2,63%, mientras las de Banca Monte dei Paschi cedían un 2,56% y los títulos de Intesa Sanpaolo se dejaban un 2,10%. Por su parte, Mediobanca perdía un 1,62% y Banca Popolare de Emilia Romagna se dejaban un 0,20%.