Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España constata que la creación de empleo está "muy apoyada" en el tiempo parcial

El Banco de España subraya en su último boletín económico que el proceso de creación de empleo que registró la eurozona durante el año 2015 estuvo "muy apoyado" en el empleo a tiempo parcial, lo que, unido a la alta incidencia del paro de larga duración, "sugiere que la holgura del mercado laboral en el conjunto del área euro sigue siendo amplia".
En un artículo en el que analiza la evolución del empleo en la UEM durante el año pasado, el Banco de España destaca que el crecimiento del empleo en la zona euro consolidó su recuperación a lo largo de 2015, con la creación de más de 1,5 millones de empleo y la reducción de la tasa de paro hasta el 10,7%, un punto menos que en 2014.
La institución que gobierna Luis María Linde destaca que este dinamismo se extendió a todos los grupos de población, salvo a los ocupados con menor nivel educativo, donde prosiguió la destrucción de empleo, aunque a menor ritmo que en años precedentes. Asimismo, todos los países del área euro, con excepción de Francia, se beneficiaron del crecimiento de la ocupación en 2015.
No obstante, el Banco de España advierte de que los niveles de crecimiento del empleo distan aún de los ritmos del 2% logrados en los años previos de la crisis.
Asimismo, señala que la tasa de empleo, aunque avanza de manera sostenida, todavía se sitúa un punto por debajo de los niveles alcanzados antes de la recesión y seis puntos por debajo del objetivo fijado en la agenda Europa 2020, que establece que el 75% de las personas de entre 20 y 64 años deben tener un empleo en la UE en 2020.
También el número de horas por trabajador en la UEM muestra, según el Banco de España, un promedio alejado de los niveles precrisis, lo que refleja, en gran medida, "el protagonismo que ha cobrado el empleo a tiempo parcial como fuente de creación de puestos de trabajo en la actual fase de expansión".
En su opinión, el hecho de que las horas trabajadas se mantengan en niveles reducidos "matiza los resultados de algunos análisis" que creen que en los últimos años el empleo se ha mostrado más sensible al comportamiento del PIB.
El Banco de España considera que todavía es pronto para identificar cambios en la sensibilidad de la creación de empleo al ciclo económico, aunque sí sostiene que "empieza a haber cierta evidencia" de que las reformas en los mercados laborales de la UEM pueden haber reducido el umbral de crecimiento del PIB a partir del cual se empieza a crear empleo.
El organismo emisor observa además una creciente contribución del empleo temporal al conjunto de la ocupación en el área euro, en detrimento de la contratación indefinida. De hecho, en el promedio de 2015, sólo la mitad de los nuevos empleos eran indefinidos y la tasa de temporalidad subió hasta el 15,5%.
EFECTO DESÁNIMO.
El Banco de España señala en este artículo que la tasa de paro retrocedió en 2015 en todos los grupos de población, pero precisa que, en algunos de ellos, este retroceso se debió más al efecto desánimo que a una creación genuina de empleo. Por su parte, el paro de muy larga duración continuó afectando el año pasado a más de un tercio de los desempleados.
En este contexto, la institución insta a los distintos gobiernos del área euro a facilitar la adaptación de la formación de los desempleados a las nuevas demandas del mercado laboral.
Asimismo y con una perspectiva a medio plazo, el Banco de España avisa de que el envejecimiento progresivo de la población europea hará necesarias nuevas medidas dirigidas a incentivar la participación laboral de determinados grupos demográficos.