Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Irlanda eleva su previsión de crecimiento del PIB irlandés en 2014 al 2,1%

El Banco de Irlanda ha elevado en una décima su previsión de crecimiento para la economía irlandesa en 2014, hasta el 2,1%, ya que prevé un repunte de la demanda doméstica gracias a un "modesto" aumento del gasto de los consumidores y al impulso del gasto en inversión.
En su boletín del primer trimestre de 2014, el banco central explica que, como consecuencia de la "débil" primera mitad de 2013, el PIB registró un "modesto" crecimiento de cuatro décimas el pasado ejercicio, algo menos de lo que preveía.
En concreto, explica que en los primeros meses del año el PIB se vio afectado por un comportamiento negativo de las exportaciones, la debilidad de los socios comerciales de Irlanda y el fin de algunas patentes farmacéuticas.
"Sin embargo, teniendo en cuenta los recientes signos de recuperación y la mejora de la demanda externa, el PIB aumentará un 2,1% en 2014", señala la entidad.
De cara a 2015, prevé un crecimiento de la economía irlandesa del 3,2%, ya que, según el consenso de las principales instituciones económicas internacionales, se producirá una recuperación de la demanda externa, que regresará a su tendencia a largo plazo, y se registrará un crecimiento más fuerte de la demanda interna.
Asimismo, el banco central también añade que Irlanda debe seguir con la senda de consolidación y reformas que se lleva a cabo desde hace algunos años para ayudar a garantizar que la recuperación económica que está emergiendo es "sostenible".
Respecto al desempleo, considera alentadores los últimos datos que apuntan a un crecimiento del empleo, por lo que ahora prevé que la tasa de paro descienda desde el 13,2% en el que cerró 2013 hasta el 11,9% esta año y el 11% en 2014.
En este sentido, añade que, aunque inicialmente la recuperación se limitó a los trabajos de media jornada, en los últimos trimestre también han aumentado los de jornada completa. En su opinión, esto es probable que apoye los ingresos de los hogares y la confianza de los consumidores y, por lo tanto, un "modesto crecimiento" del gasto de los hogares en 2014.