Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco, partidario de gravar a quienes ganan más de 50.000 euros

En una entrevista publicada en el Diario de Pontevedra, Blanco aclara: "Si vemos los ciudadanos que declaran a Hacienda, la inmensa mayoría tributan por menos de 30.000 euros de ingresos al año. Eso no sé si es clase media o no, pero cuando hablo de subir los impuestos a clases altas, me refiero a aquellos que declaran, por ejemplo, por encima de los 50.000 euros".
A renglón seguido ha insistido:  "Que no se haga demagogia y que no se saque de contexto lo que se está planteando. Una persona que tiene ingresos superiores a los 50.000 euros al año bien puede hacer una contribución extraordinaria en estos momentos de dificultad. La medida tiene bastante sentido", sentencia.
Blanco ha mostrado su confianza en que la economía española vuelva pronto a una senda de crecimiento pero admite que no sabe cuándo ocurrirá: "Es verdad que nuestro país, como consecuencia de un modelo económico sustentado durante demasiado tiempo en el ladrillo y con déficits claros de productividad, presenta rasgos propios que le pueden llevar a que aquí se tarde algún tiempo más en superar la recesión. Sin embargo, en España el PIB ha caído menos que en otros países europeos, como Alemania. Nadie sabe con certeza cuándo vamos a superar esta situación".
Rechaza hablar de congelación
En relación al anuncio de congelación de sueldos a los funcionarios, Blanco rechaza hablar de congelación: "Hemos hablado de la necesidad de buscar fórmulas que permitan que el próximo año haya una contención de los salarios públicos de tal forma que no pierdan poder adquisitivo en un futuro, aunque este año con la crisis y la inflación negativa es aconsejable una contención considerable en la subida de los salarios", concluye.    LA