Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa baja el 4,12%, la tercera mayor caída del año, tras la intervención de Caja Castilla-La Mancha

Un inversor observa en la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
La Bolsa española bajó hoy el 4,12 por ciento, la tercera mayor caída del año, después de que la intervención de Caja Castilla-La Mancha por parte del Banco de España provocara fuertes dudas y temores entre los inversores, que castigaron severamente al conjunto de la banca.
El principal indicador de la Bolsa, el Ibex-35, cedió así 326,50 puntos, hasta 7.601,10 unidades, con lo que acumula una caída del 17,34 por ciento desde el inicio del año.
Según los analistas, a los inversores les ha podido más el "susto del momento", ya que, subrayan, el sistema bancario español es fuerte y el mercado preveía la intervención de entidades.
El miedo que ha planeado sobre el sector español desde el estallido de la crisis internacional se ha visto materializado con el anuncio de la intervención, destacan los expertos.
El castigo a la banca, sin embargo, no ha sido exclusivo de España, ya que en toda Europa y Estados Unidos el temor de los inversores a que el sector necesite más ayudas públicas lastró las principales plazas internacionales.
Así, en Europa, con el euro a 1,313 dólares, París perdió el 4,27 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 5,10 por ciento; Fráncfort, el 5,10 por ciento, y Londres, el 3,49 por ciento.
La Bolsa española comenzó la sesión con pérdidas superiores al 2 por ciento, afectada por la caída del 1,9 por ciento de Wall Street el viernes y por el retroceso de las plazas europeas.
El descenso del sector financiero determinaba la bajada bursátil, debido a la intervención de Caja Castilla-La Mancha, las pérdidas de 5.460 millones de Hypo Real State y la compra por el Estado alemán del 8,7 por ciento de su capital.
Además, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, había comentado el domingo que puede haber más bancos en su país que necesiten ayudas públicas, al tiempo que Dexia presentaba un plan de reestructuración.
Con la presión del sector financiero y la dimisión del presidente de General Motors, Richard Wagoner, tras el rechazo de la autoridades estadounidenses al plan de reestructuración presentado por la compañía, la Bolsa incrementó su caída y perdió el nivel de 7.700 puntos.
Todos los grandes valores bajaron, con los bancos en primer lugar, ya que BBVA cedió el 7,74 por ciento; Banco Santander, el 7,68 por ciento; Telefónica, el 1,60 por ciento; Repsol YPF, el 4,14 por ciento, e Iberdrola, el 5,16 por ciento.
Junto a BBVA y Santander, todos los bancos incluidos en el selectivo Ibex-35 registraron descensos superiores a los del indicador: Bankinter cedió el 5,68 por ciento, en tanto que Banesto se dejó el 4,86 por ciento; Sabadell, el 4,85 por ciento, y Popular, el 4,44 por ciento.
La única caja cotizada, la alicantina CAM, registró un descenso más moderado al caer el 2,08 por ciento, frente al resto de entidades incluidas en el mercado continuo, que mostraron recortes superiores en general.
En concreto, el Banco Pastor se dejó el 6,36 por ciento, seguido del Banco de Valencia, con el 6,34 por ciento, mientras que el Banco de Andalucía perdió el 1,52 por ciento y el Guipuzcoano, el 0,60 por ciento.
Acciona encabezó las pérdidas del Ibex con un retroceso del 8,03 por ciento, seguido de BBVA, Santander, y Ferrovial, que bajó el 7,14 por ciento, en tanto que sólo dos empresas del selectivo acabaron con ganancias, Gas Natural, el 1,22 por ciento, y Unión Fenosa, el 0,06 por ciento.