Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botín asegura que el objetivo para 2009 es mantener el beneficio neto y el dividendo

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, saluda a los accionistas momentos antes del comienzo de la Junta General de esta entidad, que se ha celebrado hoy en el Palacio de Exposiciones de la capital cántabra. EFEtelecinco.es
El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, anunció hoy que el objetivo de la entidad para este año es mantener el beneficio neto recurrente obtenido en 2008, que fue de 8.876 millones de euros, así como el dividendo destinado a retribuir a los accionistas, que ascendió a 4.812 millones.
Botín hizo estas declaraciones en la Junta General Ordinaria de Accionistas, en la que está previsto que se apruebe una ampliación de capital por importe de 1.000 millones de euros, con el fin de atender a las peticiones de aquellos que opten por cobrar en acciones el segundo de los dividendos de 2009.
Tras anunciar que este año será "todavía más difícil que el anterior", Botín adelantó que "probablemente hayamos visto ya lo peor" de la crisis financiera.
En cuanto a la economía, Botín ve que en España hay "algunos indicadores" que apuntan a una ligera mejora "que todavía es frágil".
Pero para que nuestra economía pueda sumarse plenamente al próximo ciclo de recuperación internacional es fundamental que alcance una velocidad de crucero comparable a la que teníamos antes de la crisis, para lo que es necesario acometer todas las reformas necesarias para reforzar nuestra competitividad y capacidad de crecimiento, en opinión de Botín.
"La economía mundial muestra un mejor tono desde la primavera", un mejora que es más evidente en Estados Unidos y en algunas economías emergentes de Asia y Latinoamérica, dijo Botín, que añadió que "hay algunos signos positivos que indican que las medidas de política monetaria y fiscal adoptadas están teniendo los efectos esperados".
En el caso de Europa, la mejora llegará con algo de retraso, dijo.
En cualquier caso, Botín no dudó de que el Grupo Santander saldrá fortalecido de esta crisis y fue contundente al afirmar que "no necesitamos nuevas adquisiciones para aumentar nuestros resultados".