Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas reconoce que las negociaciones con Reino Unido están retrasando las propuestas de movilidad laboral

La Comisión Europea ha reconocido este jueves que las negociaciones con el Reino Unido para que el Gobierno de David Cameron defienda la permanencia del país en un futuro referéndum está retrasando la propuesta sobre movilidad laboral dentro de las fronteras comunitarias, un aspecto de especial importancia para el Ejecutivo comunitario en la lucha por reducir las cifras de desempleo.
Así lo ha expresado este jueves la comisaria de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, Marianne Thyssen, en rueda de prensa. "No podemos negar lo que es cierto, y medidas encima de la mesa puestas por el ministro británico están interfiriendo en el paquete", ha señalado.
En el mismo sentido, ha explicado que el paquete laboral aborda "el acceso a ayudas y a seguridad social en el Estado miembro de recepción", por lo que "nadie puede negar que se trata de una medida de interferencia".
Entre los temas sobre los que Londres ha pedido modificaciones el que más recelos levanta entre los países de la UE es el plan británico para eliminar determinadas prestaciones sociales a inmigrantes europeos en sus primeros cuatro años en Reino Unido. Las otras tres áreas afectan a las relaciones con la eurozona, la soberanía y la competitividad.
La comisaria belga ha apuntado que la movilidad laboral contribuye al crecimiento económico puede asegurar un mejor uso de "las habilidades y el conocimiento. No obstante, ha apuntado que "sigue siendo limitada" en Europa, con un 4% de la población viviendo en un Estado miembro distinto al de origen, que contrasta con el 30% que se registra en Estados Unidos.
Así, Thyssen ha afirmado que la propuesta buscará ampliar las oportunidades de los ciudadanos europeos con unas normas "claras y justas".
"Creemos que es sensato posponer la presentación del paquete porque tenemos que negociar", ha expresado la comisaria, quien ha confiado en poder presentar las propuestas en primavera, aunque también ha subrayado que todo depende de que se alcance o no un acuerdo en el próximo Consejo Europeo de febrero, donde los jefes de Estado y de Gobierno de la UE intentarán cerrar las negociaciones.