Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas propondrá en otoño ampliar el 'plan Juncker' y estudia extenderlo a países en vías de desarrollo

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles que presentará en otoño de este año una propuesta para prologar el plan de inversiones, conocido como 'plan Juncker', más allá de 2018 y ha apuntado además que explorará la posibilidad de usar un modelo similar para impulsar inversiones en terceros países en vías de desarrollo.
El Ejecutivo comunitario ha presentado la comunicación en la que hace balance de los progresos de este plan, y en la que explica que, dados los "resultados concretos alcanzados", el Fondo Europeo de Inversiones Estrategicas (EFSI), principal instrumento del 'plan Juncker' continuará más allá de los tres años iniciales, aunque no ha detallado por cuánto tiempo.
En cualquier caso, Bruselas presentará una propuesta legislativa en este sentido en otoño de este año, que no obstante, tendrá en cuenta "escasez" de los recursos presupuestarios. Además, la Comisión Europea ha señalado que explorará la posibilidad de usar un modelo basado en el EFSI para incrementar las inversiones en terceros países en vías de desarrollo.
En España, el 'plan Juncker' ha aprobado la financiación de ocho proyectos de innovación y desarrollo, por un valor de 1.100 millones de euros financiados por el BEI a través del EFSI, con la idea de movilizar 11.400 millones y crear 5.150 empleos.
Además, el plan de inversiones ha aprobado nueve acuerdos de financiación de pymes a través de intermediarios por valor de 252 millones de euros, de los que se espera que movilicen un total de 4.500 millones de euros.
El objetivo inicial del 'plan Juncker' era movilizar 315.000 millones de euros hasta 2018, a partir de unos 60.000 millones de recursos del presupuesto comunitario.
Según la información facilitada por la Comisión Europea, el BEI ha aprobado en conjunto hasta la fecha la financiación de 64 proyectos por parte del EFSI, que suponen una cifra de 9.300 millones de euros. Además, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) ha dado luz verde a un total de 185 acuerdos de financiación para pymes, por valor de 3.500 millones de euros.
Estas operaciones, llevadas a cabo en 26 socios comunitarios, desencadenarán una inversión total de 100.000 millones de euros, según calcula el Ejecutivo comunitario, lo que representa un 32% de la financiación total esperada.
"SEGUIR PROFUNDIZANDO EL MERCADO ÚNICO"
"En los últimos doce meses hemos logrado mucho junto con el EIB (Banco Europeo de Inversiones). Hemos apoyado proyectos innovadores de energía, centros de salud, desarrollo urbano y banda ancha de alta velocidad (...). Pero hay más por hacer: debemos continuar profundizando el mercado único y los Estados miembros deben trabajar para eliminar las barreras a la inversión", ha apuntado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Jyrki Katainen.
Por otro lado, el Ejecutivo comunitario ha anunciado que ampliará "rápido" y bajo el marco actual la ventana del EFSI para pymes, dado los "éxitos" cosechados desde el inicio del plan de inversiones, en beneficio tanto de empresas de pequeño y medio tamaño como de compañías de capitalización media.
Asimismo, Bruselas ha puesto en marcha un portal online, una plataforma con el objetivo de facilitar la comunicación entre promotores de proyectos e inversores tanto de la Unión Europea como de fuera de, que "incrementará la visibilidad" de estos proyectos.
De la misma forma, la Comisión ha afirmado que simplificará aún más la combinación entre el apoyo del EFSI y los fondos estructurales y fondos de inversión, así como que eliminará los obstáculos existentes en la combinación de estas dos fuentes de financiación.
El texto publicado este miércoles también afirma que se reforzará el departamento de asesoría para que facilite el trabajo a una escala local y para fortalecer su labor con los bancos nacionales de promoción.
Por último, el Ejecutivo comunitario insta a los Estados miembros a fijar "prioridades claras", a preparar proyectos de financiación concretos y a estructurarlos de una forma óptima para garantizar un mejor uso de los instrumentos financieros.