Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CAF propondrá a sus accionistas un 'split' de diez acciones nuevas por cada una antigua

La junta de accionistas de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que se celebrará el 11 de junio en primera convocatoria, votará la propuesta de desdoblar el número de acciones de la sociedad mediante la reducción de su valor nominal de 3,01 euros a 0,301 euros por acción, a razón de diez acciones nuevas por cada acción antigua, sin variación de la cifra del capital social.
Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este 'split' implicará una modificación de tres artículos de los estatutos sociales y la delegación de facultades de ejecución en el consejo de administración.
Además, los accionistas votarán las cuentas anuales e informe de gestión del grupo consolidado correspondientes al ejercicio 2015, así como la gestión del consejo de administración, además de la propuesta de aplicación del resultado, con una distribución de dividendos por importe bruto de 5,25 euros por acción.
También se someterá a la votación de la junta el nombramiento de Carmen Allo Pérez como consejera independiente y la ratificación de José Antonio Mutiloa y Marta Baztrrica como consejero dominical y consejera ejecutiva, respectivamente.
Tras la votación consultiva sobre el informe anual de remuneraciones de los consejeros, se informará a la junta sobre la modificación del reglamento del consejo aprobada por el máximo órgano de gobierno de CAF.
CAF ha registrado un resultado neto de unos 8,5 millones en el primer trimestre de este año, lo que supone un 39% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. La cartera de pedidos asciende a 5.376,7 millones de euros, es decir, un 0,12% más que la cifra del primer trimestre de 2015.
El importe neto de la cifra de negocios a 31 de marzo del presente ejercicio ha ascendido a 281 millones, es decir un 8,34% menos (25,5 millones) que en marzo de 2015, por la devaluación del real brasileño respecto al euro, así como por una menor actividad industrial conforme a lo previsto en el calendario industrial para este período, según ha explicado la compañía.