Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO pide al Gobierno que no baje la guardia porque el otoño puede ser "duro"

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, atiende a los medios de comunicación tras participar, hoy en Tenerife, en la asamblea general de delegados del sindicato en Canarias. Fernández Toxo ha pedido al Gobierno central que no se deslumbre ante las cifras del paro registrado en mayo y baje la guardia, pues de no tomarse las medidas adecuadas "todo indica" que octubre y noviembre van a ser meses "tan duros o más" como los anteriores. EFEtelecinco.es
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, pidió hoy al Gobierno central que no se deslumbre ante las cifras del paro registrado en mayo y baje la guardia, pues de no tomarse las medidas adecuadas "todo indica" que octubre y noviembre van a ser meses "tan duros o más" como los anteriores.
Así lo manifestó el secretario general de CCOO en declaraciones a los periodistas con motivo de su participación en la asamblea general de delegados de su sindicato en Canarias, y que se celebró en el Aulario de Guajara de la Universidad de La Laguna.
Fernández Toxo aconsejó al Gobierno que tenga "cuidado ante el excesivo optimismo y no vaya a confundirse", ya que a la vuelta del verano puede haber "un problema peor" de no tomarse las medidas adecuadas.
A su juicio, el buen dato del paro registrado en mayo está "muy asociado" a la coyuntura, a los planes de inversión puntuales puestos en marcha en las corporaciones locales, es decir "estacionalidad".
Por ello el máximo dirigente de CCOO reclamó "con urgencia" la necesidad de llegar a un gran acuerdo que permita dinamizar la economía española.
Fernández Toxo rechazó las afirmaciones de que hay que "hacer descargar" en una reforma laboral la salida de la crisis, ya que ésta "no tiene su origen en el mercado laboral español, que si de algo adolece es de excesiva flexibilidad".
Prueba de ello es que España destruye el doble de empleo que la economía alemana, lo que en su opinión está asociado con un modelo de producción que ha caducado "y a la altísima tasa de temporalidad" en el país, aseguró.
La reflexión que plantea CCOO, dijo su secretario general, es que "no hay yacimientos de empleo esperando" y por lo tanto se trata de desatar el nudo de la financiación de las empresas.
"La banca tiene que poner otra vez el crédito en circulación y su acceso más fácil a empresas y familias para frenar la destrucción de empleo y tejido económico", afirmó.
A su juicio, España necesita un plan urgente de inversiones y para ello habrá que "endeudarse" y modificar elementos de política fiscal de forma que se consigan más recursos para las administraciones públicas.
Frente a los que opinan que "sólo el mercado nos va a sacar" de la crisis, CCOO defiende que haya políticas públicas con programas de vivienda, infraestructuras, dependencia, dotaciones educativas sanitarias, impulso del turismo y del sector industrial.
Pero en primer lugar, dijo Fernández Toxo, se necesita un programa de protección "para las personas que queriendo trabajar no pueden hacerlo y han agotado las prestaciones económicas".
Se necesita un proyecto estratégico para sentar las bases para la transformación económica del país, porque España "no puede salir de la crisis pensando que va a volver a construir 800.000 viviendas al año. Esto ha sido un disparate de los últimos 10 años que nos ha traído hasta aquí".
CCOO insiste en que hay que hacer "una apuesta fuerte" por la cohesión social para que España cubra "su diferencial" respecto a otros países europeos en esta materia y apuntó su secretario general que en una situación como la que vive Estados Unidos sin un sistema de protección desarrollado "la miseria camparía por las calles".
Además Ignacio Fernández Toxo advirtió de que "frente a los que reclaman la reforma laboral", CCOO argumenta que hay un campo de trabajo común para empresarios y sindicatos "que es la negociación colectiva", en la que se pueden encontrar la inmensa mayoría de las respuestas a los problemas de empresas y trabajadores.