Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO denuncia una pérdida del 1% del poder de compra de los salarios hasta junio

CC.OO. denuncia que los salarios pactados en convenio han perdido un punto de poder de compra en los primeros seis meses del año, mientras que los beneficios empresariales han recuperado e incluso superado su nivel previo a la crisis.
En una nota, el sindicato considera que la moderación en cuatro décimas del IPC se debe al fin del periodo de caída de los precios del petróleo observado durante los primeros meses del año pasado, y ve "preocupante" la baja inflación estructural que muestra el mantenimiento de la inflación subyacente en el entorno del 1% durante los últimos 11 meses, ya que "se basa en la desaceleración de la demanda interna, lo que significa menos empleo y una reducción más lenta del elevado paro".
El sindicato señala que los salarios pactados en convenio han crecido un 1,3% hasta junio, mientras que los precios de consumo aumentaron un 2,4%, resultando una pérdida de un punto en su poder adquisitivo en este periodo.
Además, denuncia que los salarios pierden además participación en la renta generada en las empresas en 2017, ya que mientras que la productividad por hora creció un 1,3% en el primer trimestre del año, el salario medio por hora se recortó un 4,5%. Desde 2012 el salario medio por hora aumenta por debajo del ritmo de crecimiento de la productividad nominal.
En 2014 y 2015, con el inicio de la recuperación, esta tendencia parecía haber empezado a revertirse, pero volvió en 2016 y en el primer trimestre de 2017 se hunde la participación de los asalariados en la renta, con una caída del 4,5% del salario medio, mientras que la productividad aumenta un 1,3%, explica.
LA "CERRAZÓN" DE LAS PATRONALES
Para CC.OO. esta negativa evolución se explica "por la cerrazón de las organizaciones empresariales a permitir que los trabajadores participen de la prosperidad de las empresas, por la reforma laboral diseñada para devaluar los salarios y cuya presión se mantiene también durante la etapa de recuperación, por un modelo de crecimiento que prioriza la amortización de la deuda de las empresas sobre la rebaja del desempleo, y por la falta de un presupuesto público que impulse el crecimiento económico".
Por ello, defiende que las subidas salariales negociadas en 2017 deben garantizar una mejora del poder adquisitivo y para ello es necesario que los convenios colectivos incorporen una cláusula de garantía salarial.