Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO promete flexibilidad en el Plan Minero si hay garantía de que no cierre ninguna empresa antes de 2018

Maximino García cree que este Gobierno no sacará de la crisis al país y no descarta una huelga general
El secretario general de la Federación de Industria de CCOO en Asturias, Maximino García, ha asegurado este martes en Gijón que la pelota está "en el tejado del Gobierno" respecto a la convocatoria de una próxima reunión en septiembre, aún sin fecha, pero a la que los sindicatos están dispuestos a acudir y aportar soluciones, como pueda ser hablar del Plan de la Minería 2013-2018. Ha defendido que los sindicatos serán flexibles, pero con la garantía de que no haya ningún cierre antes de esa fecha.
García, que no tiene muchas esperanzas de la reunión que van a mantener los presidentes nacional y autonómico, Mariano Rajoy y Javier Fernández, respectivamente, lo ha indicado así a los medios de comunicación con motivo de su participación en una concentración en defensa del sector del carbón frente al recinto ferial 'Luis Adaro', en el marco de la 56 Feria Internacional de Muestras de Asturias, coincidente con la convocatoria de movilización de CCOO, UGT y USO para protestar contra los recortes del Gobierno Central.
Una concentración que pretende, según él, mantener vivo el conflicto minero, para a principios de septiembre retomar como mínimo el diálogo con el Gobierno. Incluso, ha visto bueno que en agosto el Gobierno estuviera a disposición para entablar al menos una metodología de reuniones que permitiese buscar una salida al conflicto.
No obstante, ha augurado, dada la situación económica actual, que de aquí a finales de año se irá "a peor" y ha incidido en que los recortes del Gobierno solo conllevan más desempleo y cierre de empresas, así como una situación de pobreza a una buena parte de la población del país.
ELECCIONES ANTICIPADAS Y HUELGA GENERAL
Dicho esto, ha opinado que el Gobierno Central "va a seguir en sus trece" y que será el conjunto de los trabajadores quien tendrá que intentar hacerle cambiar el rumbo de sus políticas. De no ser así, desde el sindicato ya se baraja la necesidad de un referéndum o incluso unas elecciones anticipadas. "Estoy convencido que este Gobierno no saca al país de la crisis", ha señalado.
Ha aludido a la gran movilización de todos los sectores que va a haber el próximo 15 de septiembre en Madrid y ha añadido que, si esto no cambia, habrá que trabajar en la convocatoria de una huelga general. A su juicio, la situación es insostenible y cada vez se pierde más empleo, por lo que ha apostado por una huelga general que haga al Gobierno "tambalearse". García ha reivindicado el combatir los recortes de derechos que está habiendo y que va a costar mucho tiempo recuperar.
De vuelta al sector minero, ha remarcado la asfixia económica de los empleados mineros y ha criticado que los empresarios, ante la reducción de ayudas del Gobierno central, está intentado hacer que la pagan los trabajadores. Ha visto necesario más que nunca la unidad en esta lucha y, en el mes de septiembre, hacer un frente común tanto en la minería del suroccidente como en la empresa pública.
Según él, el problema está afectando a la parte más débil que es la gente de las subcontratas, donde no se renueva o se está despidiendo a gente. Había un anuncio de 48 restricciones en la Hullera Vasco Leonesa y en Uninsa se está planteado una salida de trabajadores o bien un aumento de jornadas y bajada de salarios.
RÉPLICA AL PP POR LAS BECAS MINERAS
Sobre las criticas de los 'populares' por la concesión "irregular", según ellos, de becas mineras, ha recordado que quien inició su proceso fue el PP y no se modificó "en nada" desde esa fecha, en 1998, al tiempo que ha incidido en que hay una mayoría en el Patronato, que es la que corresponde al Gobierno y quien decide en qué términos se saca.
Por todo ello, ha dicho sorprenderle que el PP haga estas declaraciones cuando fueron quienes iniciaron todo el proceso, al tiempo que ha recordado que la labor de vigilancia y control del cumplimiento de los requisitos corresponde al Gobierno, con mayoría en el Patronato, al igual que con las ayudas. "Si el Gobierno incumplió, que lo pague", ha dicho, antes de insistir en que cualquier anomalía es una responsabilidad de este y tienen instrumentos para ello.