Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. dice que las primeras medidas del Gobierno en 2014 son "un ataque" a las economías de los ciudadanos

El sindicato mantiente que el Gobierno congela salarios de empleados públicos y pensionistas pero sube el precio de la luz o el transporte
Comisiones Obreras ha mostrado este viernes su disconformidad con las primeras decisiones del Gobierno en 2014 y ha asegurado que suponen "un nuevo ataque" contra el poder adquisitivo de la inmensa mayoría de las personas, "que da continuidad al deterioro del nivel de vida y profundiza en el injusto reparto de la renta en contra de los asalariados".
En nota de prensa, el sindicato ha subrayado que "el mismo día que congela salarios y pensiones, el Gobierno sube los precios en servicios regulados que dependen de su decisión", como la luz, el transporte y los peajes.
Además, la orgnaización sindical ha asegurado que el Ejecutivo "utiliza el BOE para congelar las retribuciones de los que dependen directamente de sus decisiones, enviando un mensaje claro de cómo cree que deben evolucionar los precios en el sector privado".
En este sentido, CC.OO. ha recordado que la congelación salarial de los casi tres millones de empleados públicos por cuarto año consecutivo y la "práctica" congelación de las pensiones de casi diez millones de pensionistas (cuya revalorización será del 0,25% en 2014).
De la misma forma, el sindicato liderado por Ignacio Fernandez Toxo ha apuntado que el salario mínimo interprofesional se ha congelado de nuevo en 2014 y que acumuló una pérdida de valor del 5,7% desde enero de 2013 hasta noviembre de 2013.
SUBEN LOS PRECIOS QUE DEPENDEN DEL GOBIERNO
Según afirma el sindicato, mientras congela el salario de empleados públicos y pensionistas, el Gobierno sube los precios que dependen de su decisión, lo que supone una pérdida del nivel de renta.
Así, la organización obrera ha recalcado que la educación universitaria se disparó un 30,3% desde 2011 como consecuencia del incremento de las matrículas, el precio de los medicamentos se incrementó en un 20,9% desde 2011 a causa del copago, el transporte público sufrió una subida del 14,6% y la calefacción, la luz y el agua han subido desde 2011 un 11,4%.
En opinión de CC.OO., estos datos demuestran la línea de fondo del Gobierno: "provocar una redistribución de la riqueza traspasando las rentas del trabajo a las rentas del capital".