Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMV portuguesa investiga el uso de información privilegiada en la negociación de las acciones del BES

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal ha abierto un proceso de investigación detallada sobre la negociación de los títulos del Banco Espírito Santo (BES), especialmente el 1 de agosto, para determinar si existieron posibles indicios de abuso de información privilegiada.
Según explica el organismo en un comunicado, la CMVM estudiará si se produjeron estos hechos hasta la suspensión de la cotización de los títulos de la entidad, que se llevó a cabo poco después de que tuviera conocimiento de los acontecimientos "inminentes" que iban a tener lugar durante el fin de semana.
Esta investigación se suma a las ya anunciadas por el presidente de la CMVM durante su comparecencia en el Comité de Asuntos Presupuestarios, Financieros y Administración Pública de la Asamblea Nacional, que se celebró el 24 de junio.
Asimismo, añade que la CMVM también está examinando el cumplimiento de las obligaciones de información al mercado al que estaba sujeto la entidad emisora.
Tal y como se recoge en la legislación, el regulador luso notificará al Ministerio Público las pruebas de malas prácticas que detecte en el ejercicio de su investigación y de supervisión.
Por otro lado, la CMVM recuerda que, pese a la suspensión de sus acciones, el BES sigue siendo una entidad cuyos títulos siguen estando admitidos para su negociación en la Bolsa de Lisboa, por lo que deberá comunicar toda la información relevante según la regulación.
Asimismo, añade que una vez que exista información suficiente, valorará el levantamiento de la suspensión de cotización o la exclusión de negociación de las acciones y las obligaciones del BES.