Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSI-F advierte de que la parálisis institucional podría afectar a los ciudadanos si no se aprueban las OPE

Ante el acuerdo PSOE-C's de suprimir diputaciones, reclama que no se toque a los funcionarios y se eliminen cargos políticos
El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, ha advertido este jueves de que si la parálisis institucional y la falta de gobierno se prolonga durante demasiado tiempo los ciudadanos podrían llegar a verse afectados por un "déficit de personal" que preste los servicios públicos, dado que el actual ejecutivo en funciones no está avanzando en asuntos para los que sí tiene competencias como la aprobación de las ofertas públicas de empleo (OPE).
En declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente del Congreso, Patxi López, el dirigente sindical ha afirmado que "los ciudadanos, de momento, no están notando nada" ante la falta de acuerdo para investir un nuevo presidente porque "los servicios públicos se siguen prestando con la normalidad habitual".
Sin embargo, si esta situación se prolonga y los partidos no son capaces de elegir un nuevo presidente, algo que "este país no ha vivido nunca", las cosas pueden cambiar en el medio plazo, sobre todo porque "en un tiempo podría haber problemas de déficit de personal" que supondrían "llover sobre mojado" porque la Función pública ha perdido trabajadores de forma continua desde 2010.
"Si no se ponen en marcha esas OPE empezaremos a sufrir esos problemas de aquí a un tiempo", ha insistido Borra, que lamenta que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Miguel Beteta, no haya respondido aún a las cartas que el sindicato le ha enviado instándole a seguir avanzando en los temas para los que tiene competencias.
NO HAN RECIBIDO AÚN LA PAGA EXTRA
Materias que no sólo incluyen las ofertas públicas de empleo, sino también otros asuntos como la devolución del 50% de la paga extra de la Navidad de 2012, que está incluida en los Presupuestos de 2016 pero que aún no se ha llevado a efecto pese a la insistencia de CSI-F.
Borra también ha trasladado a Patxi López su opinión de que es "necesario" que los partidos políticos alcancen un "Pacto de Estado por las Administraciones Públicas" que englobe a todos los servicios --sanidad, educación, justicia, etc.-- y que cambie el modelo actual para avanzar hacia la equidad, la modernidad y la eficacia, sin que cada cambio de gobierno suponga una nueva normativa.
En este sentido, se ha quejado de que el acuerdo de investidura entre el PSOE y Ciudadanos sólo se refiera a la Función pública para "generar intranquilidad" a los 62.000 empleados de las diputaciones provinciales, que ambos partidos políticos se comprometen a eliminar.
"El papel lo aguanta todo, pero los servicios que reciben los ciudadanos de los pequeños y medianos municipios se tienen que seguir prestando. Así que si quieren recortar en diputaciones, que no toquen a los trabajadores, porque hay más de mil diputados provinciales y no sé cuántos asesores. Y si le preguntamos a los ciudadanos estoy convencido de que dirán que quiten esos cargos políticos y dejen a los señores que les prestan los servicios", ha abundado Borra.
NUEVA LEY SINDICAL
Finalmente, el dirigente de CSI-F también ha explicado al presidente del Congreso que el fin del bipartidismo político en las urnas debe tener un reflejo también en otras instancias sociales como los sindicatos, cuya regulación debe actualizarse tras más de 30 años en vigor para que las organizaciones sindicales sean más "abiertas" y participen de la regeneración democrática.
En concreto, la Central Sindical reclama que desaparezcan los 80.000 delegados que pertenecen a empresas que ya no existen y que se rebaje del actual 10% al 5% el porcentaje necesario para ser considerada una organización representativa, lo que abre las puertas a participar en los ámbitos de negociación, acabando de este modo con el actual "bipartidismo de las dos organizaciones de clase".
Algo "de perogrullo" para hacer de los sindicatos entidades "más plurales" y más cercanas a la sociedad, así como para "adecuar las leyes a la nueva realidad social". "Es de justicia", ha apostillado, comprometiéndose a trabajar "con ahínco" para conseguir el respaldo de los partidos políticos a sus pretensiones.
Según ha dicho, Patxi López ha "entendido" ambas peticiones y ha coincidido en que los ciudadanos han "mandatado un cambio de relaciones" que debe extenderse también a las plataformas sindicales. Por ello, Borra afirma que el presidente del Congreso se ha ofrecido a "agilizar" los contactos de CSI-F con las fuerzas parlamentarias, que comenzarán en los próximos días, para que pueda trasladarles estos puntos de vista.