Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañete cree que las cooperativas están "con el chupete en la boca" y aboga por su concentración para crecer

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha advertido de que las cooperativas españolas aún están "con el chupete en la boca", por lo que ha animado a este sector a concentrarse para crecer y ganar en poder de negociación con la gran distribución y en capacidad de exportación e innovación.
Este es el principal mensaje que ha lanzado el ministro de Agricultura en su participación este miércoles en unas jornadas sobre cooperativismo agrario organizadas por el periódico El Norte de Castilla, un encuentro en el que ha recordado que las cooperativas son "parte de la solución del problema" de la crisis, si bien ha admitido que en la actualidad están en una posición "muy débil" que, de seguir así, "puede hipotecar su futuro".
Arias Cañete ha explicado que las cooperativas españolas sólo son competitivas en capacidad de producción y ha abogado por superar el "fundamental escollo", en referencia a una concentración supraautonómica donde "queda mucho por andar" ante el actual "proceso de parroquinización" que, según ha insistido, frena la capacidad de crecimiento y de negociación.
Así ha recordado que en Castilla y León hay unas 4.000 cooperativas con una facturación inferior a los 19.000 millones de euros cuando en Holanda sólo las dos principales cooperativas de leche y carne superan los 18.000 euros.
"Hacen falta grupos fuertes de concentración de la oferta y que si te cierran el mercado nacional puedan exportar como un bellaco", ha reclamado el ministro, para quien es necesario que estas sociedades empiecen a vender ya que hasta ahora sólo las compran sus productos.
No obstante, Miguel Arias Cañete se ha mostrado convencido de que si se consigue una "gran integración" en España y se consolida en capacidad de exportación y de negociación el modelo será copiado y se emulará lo que será "un proyecto de éxito". "La distancia no tiene importancia y es el primer paso el que cuesta", ha admitido Arias Cañete, quien ha expresado su confianza en el movimiento cooperativo por su capacidad además para fijar población en el medio rural e incorporar a jóvenes a la actividad.
Por otro lado, Arias Cañete ha abogado por dar buenas noticias y ha informado a este respecto de que la actividad agraria atraviesa por un "momento favorable" con un 15 por ciento del total de lo exportado en 2012 y una tendencia similar para 2013, por lo que puede ser también el "motor de la recuperación de la economía en España".
"Somos la octava potencia exportadora de productos agrarios en el mundo y fácilmente podemos ser los séptimos", ha recordado el ministro, que ha abogado por llevar esta tendencia también a los precios e incrementar así la renta agraria.