Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmena implantará la jornada laboral de 35 horas semanales para empleados públicos a propuesta del PSOE

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha anunciado este miércoles en el Pleno de Cibeles que la Junta de Gobierno aprobará "en pocas semanas" la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos, una medida que es "de justicia".
La implantación de las 35 horas está condicionada a que no se produzca un crecimiento de la plantilla municipal ni un aumento del gasto público ligado a esta medida, preservando en todo momento la calidad de los servicios y con la intención futura de revisar el sistema de productividad.
La reivindicación ha llegado al Pleno de la mano del concejal socialista Ramón Silva, una medida tildada de "electoralista" por Ciudadanos y PP. El concejal popular Íñigo Henríquez de Luna ha sostenido que la propuesta del PSOE se presenta para "lavarse de las culpas por las medidas adoptadas ante la crisis".
El edil del PP se ha dirigido a Ahora Madrid para decirles que aplicar las 35 horas de manera unilateral "no es posible, porque las condiciones laborales de los trabajadores públicos son competencia del Estado".
Ante esto, Maestre ha manifestado su confianza en que "dentro de no mucho haya un gobierno que vele por los derechos de los funcionarios en todo el país" y que el PP "no se vea obligado a recurrir" decisiones de comunidades y ayuntamientos, porque es una estrategia "pésima".
Ramón Silva ha defendido que la medida estatal que establece en 37,5 horas la jornada semanal para empleados públicos supone "la destrucción de puestos y repercute en la calidad de los servicios prestados", sin olvidar las consecuencias negativas en la conciliación con la vida personal y familiar.
Los votos de Ahora Madrid y PSOE servirán para instar al futuro Gobierno de la nación a la negociación del nuevo horario y a que retire el recurso por anticonstitucionalidad presentado contra el recurso de Castilla-La Mancha y contra la medida aprobada en el País Vasco.
RESTAURAR EL DIÁLOGO SOCIAL
Maestre ha expuesto que el Gobierno municipal está a favor de instar al Ejecutivo de la Nación a "dejar su política de reducción de derechos laborales", firmada por el PP. El Gobierno municipal "restaura el diálogo social y la negociación colectiva", como se demuestra con la mesa constituida con las representaciones sindicales el 1 de julio, pocos días después de tomar posesión.
En diciembre ya se consensuaron medidas relacionadas con la aplicación de incrementos retributivos, la recuperación de la paga extra "que se hurtó a los funcionarios en 2012 y que es una reivindicación de justicia social y laboral", además del plan de refuerzo de la plantilla en las juntas de distrito.
Para el concejal de Ciudadanos Miguel Ángel Redondo el anuncio de las 35 horas no es más que "un brindis al sol" ya que el Ayuntamiento "no es competente". Para el popular Henríquez de Luna es "una irresponsabilidad política que se juegue con las expectativas de los trabajadores públicos" e incluso ha llegado a proponer irónicamente a Ahora Madrid a hacer "como Nicolás Maduro en Venezuela y que no se trabaje los viernes". A los socialistas les ha recordado que sus compañeros en Francia han modificado el horario de 35 horas.
El socialista Ramón Silva ha contestado a PP y Ciudadanos que medidas similares se han aprobado ya en Coslada, Marbella o Zaragoza y ha lanzado que "sólo falta ahora que la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, recurra esto cuando debería estar en su casa desde hace días".
En cuanto a las críticas de electoralismo, Rita Maestre las ha intentado echar por tierra recordando que el proceso de negociación comenzó "15 días después de llegar al gobierno". También ha garantizado que en estos tres años aumentarán la plantilla municipal pero no a cargo de las 35 horas sino porque "faltan trabajadores sociales, policías, bomberos, auxiliares administrativos u ordenanzas".
"Se ha perdido un 10 por ciento de la plantilla municipal según el infome de Gerencia", ha cifrado. El Ayuntamiento, en esta línea, ya ha presentado una oferta de empleo público, por la que se incorporarán 120 policías este año.