Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU y PNV quieren que Montoro explique en el Congreso cómo se calcularán las balanzas fiscales

Convergència i Unió (CiU) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) han registrado en el Congreso una petición para convocar una sesión extraordinaria de la Comisión parlamentaria de Hacienda en la que el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, explique el método de cálculo que se está utilizando para elaborar las balanzas fiscales.
La solicitud, a la que ha tenido acceso Europa Press, será incluida en el orden del día de la Diputación Permanente --el órgano que sustituye al Pleno de la Cámara en los periodos inhábiles, como el mes de enero-- que se celebrará el próximo martes, con la intención de que la sesión de la Comisión se celebre lo antes posible.
La intención de los nacionalistas vascos y catalanes es saber cómo se van a calcular las balanzas fiscales, qué datos y criterios se están utilizando, cuáles son las diferencias de la metodología y de las bases respecto a las balanzas fiscales que se publicaron en 2008, quiénes desarrollarán los trabajos y qué supervisión externa existirá.
CUMPLIR CON LA LEY
Esta misma semana, CiU también ha registrado una proposición no de ley para que sea debatida en el Pleno de la Cámara Baja en la que exige al Ejecutivo que cumpla con el mandato parlamentario y publique anualmente las balanzas fiscales, incluyendo las que están pendientes desde el año 2006, y los datos utilizadas para calcularlas, y propone también que un grupo de expertos independientes supervisen esos trabajos.
Las balanzas fiscales relacionan la recaudación de los ingresos procedentes de las comunidades autónomas por parte del Estado con su retorno a las mismas por vía de gasto. El Gobierno se comprometió a publicar esta información antes de que acabara el pasado ejercicio, pero en noviembre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconoció que se demorarían "algún mes" para tener datos más actuales.
Según recuerdan los nacionalistas catalanes en la iniciativa, que recoge Europa Press, la publicación de los flujos fiscales es una práctica "habitual" en la UE y en los estados federados, pero en España sólo se ha cumplido una vez, con la publicación de la balanza de 2005 según la metodología propuesta por el Instituto de Estudios Fiscales (IEF).
Una decisión que costó "mucho tiempo" y también mucho trabajo para superar tanto las dificultades políticas como técnicas, ya que fue necesario acordar los datos a incluir en el cálculo de estos parámetros así como el método de elaboración, de modo que "permitiera determinar los flujos financieros anuales entre las comunidades autónomas y la Administración General del Estado, teniendo en cuenta la máxima territorialización posible de ingresos y gastos".
CÁLCULOS "AJUSTADOS AL CICLO ECONÓMICO".
Dado que ese trabajo ya está realizado, y para "no distorsionar resultados" y comparabilidad de la serie, CiU propone que se debería aplicar esa metodología en las balanzas fiscales que se calculen a partir de ahora, y que también debería mantenerse un grupo de especialistas en la materia --incluidos expertos internacionales-- para supervisar y "objetivar" el debate.
Además, la formación reclama que se "garantice que las estimaciones son rigurosas" y "ajustadas al ciclo económico", de modo que se eviten las "distorsiones" que podrían manifestar las balanzas públicas de, por ejemplo, los años 2006 y 2007, en los que hubo un superávit público que fue seguido por niveles de déficit "muy elevados" a partir de 2008.
Por todo ello, CiU plantea que se publiquen anualmente las balanzas fiscales de las comunidades autónomas con la Administración central del último ejercicio liquidado y de los años que están pendientes (de 2006 a 2011), así como "hacer públicos todos los datos de base utilizados para el cálculo".
Y siempre usando el método propuesto por el Instituto de Estudios Fiscales y precisando los resultados en función de dos criterios: el de 'carga beneficio' y el de 'flujo monetario'. Por último, la coalición catalana exige que se "garantice la supervisión de los trabajos por un grupo de expertos independientes de entre los principales especialistas en la materia, incluyendo la participación de expertos internacionales".