Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clientes de BPA reclaman 370 millones a la administración andorrana

Clientes titulares de 240 cuentas en Banca Privada d'Andorra (BPA) han presentado una reclamación administrativa de responsabilidad patrimonial por 370 millones de euros contra el Govern de Andorra y sus organismos de regulación y supervisión financiera Areb, Inaf e Uifand de forma solidaria.
En un comunicado este viernes, la Plataforma de clientes afectados BPA ha expuesto que la administración pública andorrana debe obligar a las entidades reguladas a cumplir con las normas y procedimientos vigentes en el Principado y velar por su correcto funcionamiento, y eso "no se ha hecho o se ha hecho mal".
Los 370 millones corresponden al dinero que estos clientes --entre los que no se incluyen los accionistas del banco-- tenían depositado en la entidad, y la reclamación administrativa --que se puede alargar cuatro meses-- es el paso previo a la vía judicial.
Los afectados, representados por S&M Advocats Associats, argumentan que "la omisión negligente de este deber de las administraciones mencionadas es lo que ha propiciado que se haya llegado a la situación actual" de liquidación del banco.
Asimismo, consideran que la intervención realizada contra la entidad tras el aviso del Tesoro de Estados Unidos hace un año sobre presunto blanqueo de capitales --ahora retirado-- fue "una medida totalmente desproporcionada, improcedente y fuente de todos los males".