Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Codere eleva a 35 millones el crédito 'senior' para concluir el proceso judicial en Italia

Codere ha acordado elevar hasta 35 millones el crédito 'senior' suscrito en 2007 con la finalidad de obtener los fondos necesarios para concluir el procedimiento judicial en Italia, según ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Esta decisión se produce después de que el grupo de juego privado haya alcanzado un acuerdo con la Justicia italiana para zanjar el procedimiento judicial que mantenía abierto contra la compañía por irregularidades en el negocio de las máquinas recreativas con el pago de una multa de 34,5 millones de euros, reduciendo así en un 70% la sanción de 115 millones de euros que había sido fijada en 2012 por el Tribunal de Cuentas de Italia.
La compañía señaló que le ha sido concedido por el Tribunal de Cuentas italiano el procedimiento de 'definizione agevolata', que conlleva la conclusión del procedimiento judicial existente contra Codere Network mediante el pago de esta cantidad "más intereses legales desde la fecha de la sentencia de primera instancia".
En febrero de 2012, el Tribunal de Cuentas de Italia sancionó a un total de diez concesionarios italianos de red de máquinas recreativas con una sanción de 2.500 millones de euros, de los cuales 115 millones más intereses correspondían a Codere Network, que anunció que recurriría la sentencia, al considerar que había cumplido en todo momento con las normas aplicables a su negocio y operaciones.
La causa se inició en 2007, fecha en la que el total de sanciones era de 98.000 millones de euros, de los cuales 3.500 millones se imputaron a Codere Network.
La apelación por parte de Codere Network suspendía la ejecución de la sentencia y, por tanto, cualquier pago hasta que dicho procedimiento quedará resuelto.