Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Europea pide a España más medidas de ajuste para 2011

La Comisión Europea ha pedido este martes a España que tome medidas adicionales de ajuste equivalentes al 0,75% del PIB en 2011 para lograr el objetivo de reducir el déficit al 6%, según la evaluación efectuada hoy por el Ejecutivo comunitario del plan de estabilidad español para el periodo 2010-2013.
Concretamente, la Comisión Europea pide a España que especifique medidas de saneamiento de las cuentas públicas para el año 2011 equivalentes a 1,75 puntos porcentuales del PIB, aunque reconoce que las medidas tomadas hasta ahora ya van a servir para lograr una consolidación del 1%.
"España necesita alcanzar los objetivos de 2011 con medidas concretas. El techo de gasto fijado para el presupuesto (122.000 millones de euros) ayudará en ese proceso, porque supone ya una reducción del 1%. Pero falta otro 0,75%. Así que, en total, para el año que viene, España tiene que especificar medidas equivalentes al 1,75% del PIB", ha explicado el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Olli Rehn.
Para el resto de los doce países europeos inmersos en procedimientos por déficit excesivo, la Comisión Europea también considera que han tomado "acciones efectivas para reducir" sus déficit, pero "invita" a que se especifiquen lo antes posible las medidas para lograr los objetivos de reducción a partir de 2010.
Los países analizados, además de España, son Portugal, Irlanda, Italia, Bélgica, República Checa, Alemania, Francia, Holanda, Austria, Eslovenia y Eslovaquia.
Hoy se abrió además un procedimiento por déficit excesivo contra Chipre, Finlandia y Dinamarca.
El plan de estabilidad español sometido hoy a examen pretende situar el déficit público en el 3% del PIB en 2013, en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea, mediante una serie de medidas entre las que destacan la subida del IVA, el recorte de los sueldos de los funcionarios, la congelación de las pensiones, la eliminación del cheque bebé y una reducción de la inversión pública.