Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Competencia se opone a las licencias comerciales para las grandes superficies

Imagen de un centro comercial. EFE/Archivotelecinco.es
La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) se ha manifestado hoy en contra del establecimiento de licencias, en especial para las grandes superficies comerciales, que establece el anteproyecto de ley de ordenación del comercio minorista, según el informe publicado hoy.
La Comisión considera que la fundamentación que hace el proyecto de ley para permitir las licencias comerciales "no resulta admisible ni en base a su necesidad ni con arreglo a su proporcionalidad".
La CNC afirma que el daño a la libertad de empresa y al consumidor que podría producirse con un régimen de autorización comercial que pudiera conducir a un cierre de mercado "no compensa el beneficio que pudiera derivarse de la protección de otros intereses".
Añade que la vaga remisión que hace el proyecto a la legislación autonómica supone "una inhibición a favor de la dispersión normativa de la regulación sobre licencias comerciales" y que además deja la puerta abierta "al mantenimiento injustificado del sistema actual de licencias".
La Comisión valora no obstante de forma positiva el que se prohíban las razones económicas para justificar la autorización y que se deje sólo a razones "imperiosas de interés general".
Pero añade que algunas comunidades pueden optar por el establecimiento de regímenes de autorización con "razones inapropiadas" o introduciendo de forma soslayada "criterios de valoración económica".
El principal riesgo que la CNC quiere evitar es el potencial cierre del mercado a los operadores interesados en la instalación de nuevos establecimientos comerciales y en particular a los grandes establecimientos, añade el informe.
También destaca que la nueva formulación expuesta en el anteproyecto de ley del comercio minorista deja a las legislaciones autonómicas la posibilidad de instaurar los regímenes de autorización y sus detalles, sin hacer mención explícita del carácter excepcional de esta posibilidad.
Por todo ello señala que es preferible la supresión de las licencias en todos los casos, "en beneficio de la eficiencia de los mercados y de los consumidores".