Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Constancio (BCE) incide en que se están estudiando "todas las medidas posibles" contra la baja inflación

Admite que la política monetaria es "menos eficaz" en contextos de tipos muy bajos
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, ha reconocido que la política monetaria es "menos eficaz" en un escenario de tipos de interés muy bajos, y ha reiterado que la institución está estudiando "todas las medidas posibles" que pueda utilizar en caso de que la evolución de los precios en la eurozona así lo justifique.
"Cuando llega a una situación de tipos muy bajos, la política monetaria se vuelve menos eficaz, deberíamos ser conscientes de ello", admitió Constancio durante una conferencia organizada por el Master en Banca y Regulación Financiera de la Universidad de Navarra.
En este sentido, apuntó que existen nuevos instrumentos que han utilizado otros bancos centrales y agregó que la eurozona está en una nueva situación que requiere medidas menos convencionales que el BCE ha mostrado voluntad de considerar al mismo tiempo que cumple en la medida de lo posible con su mandato.
Preguntado por un alumno del Master cuándo adoptará el BCE esas medidas no convencionales y en qué consistirán, Constancio incidió en que no puede confirmarlo dado que aún no se ha tomado ninguna decisión concreta y recalcó que el Consejo de Gobierno fue "muy claro" tras su reunión de abril.
Así, recordó que el BCE está analizando "todos los instrumentos posibles", incluso medidas no convencionales como compras de activos, con el objetivo de hacer frente a los riesgos que puedan surgir de un prolongado periodo de baja inflación.
"Estamos preocupados por ello, y veremos si la evolución de la inflación en la eurozona justifica que adoptemos esas medidas, pero aún no se ha tomado ninguna decisión", agregó.
POLÍTICA ACOMODATICA
Asimismo, Constancio defendió la labor del BCE en los últimos años en los que ha adoptado las medidas que requerían las condiciones del mercado, como rebajar los tipos de interés a niveles cercanos a cero o proporcionar liquidez de forma abundante. "Seguimos teniendo una política acomodaticia y somos consciente de la situación y la desviación de los objetivos", añadió.
En este sentido, recalcó que la política monetaria, al igual que otras políticas, "no es perfecta "y no cuenta con instrumentos tan precisos en los que "tocas un botón y pasa una cosa". A modo de ejemplo, señaló que se aumentó mucho la liquidez a los bancos, pero el crédito bajo.
A este respecto, remarcó que se espera demasiado de los bancos centrales, quienes, sin embargo, no pueden resolver todos los problemas, ya que no tienen "una varita mágica que se pueda utilizar para resolver todos los problemas".
Por otro lado, Constancio consideró "tranquilizador" el actual escenario de aparente fácil acceso de los bancos a los mercados de capital gracias al apetito de los inversores por las entidades bancarias, y confió en que estos dure hasta que concluyan las pruebas de estrés de los bancos el mes de noviembre.
En esta línea, aconsejó a la entidades de cara a los próximos test de estrés que, además de preocuparse en elevar los ratios de capital, estudien "cuidadosamente" la nueva legislación en materia de resolución y autorescate porque el mercado se verá "significativamente" afectado cuando entre en vigor.