Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Costas (Círculo de Economía) alerta de que la desigualdad es la antesala de inestabilidad política

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ha alertado este viernes de la creciente desigualdad social que hay en España y ha advertido de que las sociedades muy desiguales tienen problemas de estabilidad política y económica.
En una conferencia en el foro Cornellà Creació organizado por el Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat, ha dicho que la desigualdad está creciendo mucho, lo que "puede ser un factor distorsionador social, económica y políticamente".
Según el presidente del Círculo de Economía, la desigualdad "es un indicador anticipado de grandes cambios políticos" y es negativa para el capitalismo porque saca del consumo a las grandes masas y es un disolvente social.
En su conferencia, Costas ha dado por acabada la recesión en España, pero ha dicho que la crisis todavía continúa presente dadas las altas tasas de desempleo y que "acabará según vaya la recuperación".
El economista ha rebatido a los analistas que afirman que la recuperación será débil y frágil y ha realizado un análisis más optimista de la economía española que, para Costas, "puede ser la sorpresa del crecimiento europeo en 2014 y 2015".
Entre las fortalezas de la economía, Costas ha puesto de manifiesto la corrección del déficit de la balanza comercial y las oportunidades de inversión industrial que hay en España, y ha apostado por "volver al camino de la industria como base de la riqueza y del progreso".
En cuanto a la influencia del proceso soberanista catalán sobre la economía, Costas ha dicho que "los mercados no están temiendo una distorsión por el debate sobre la consulta".
Siguiendo en esta línea, ha concluido que no habrá consecuencias "si el debate se conduce de forma ordenada y se mantiene en el ámbito legal y acordado".