Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse gana el doble en el tercer trimestre, pero alerta de la incertidumbre en el final de 2014

El banco suizo Credit Suisse ha logrado un beneficio neto atribuido de 1.025 millones de francos suizos (850 millones de euros) al cierre del tercer trimestre del año, lo que representa más del doble del resultado de 454 millones de francos (376 millones de euros) correspondiente al mismo periodo de 2013, informó la entidad, que ha advertido de la incertidumbre respecto a la evolución del mercado en el último trimestre del ejercicio.
La cifra de negocio neta de la entidad se situó al cierre del tercer trimestre en 6.537 millones de francos suizos (5.420 millones de euros), un 19,9% más, mientras que las provisiones sumaron 59 millones de francos (49 millones de euros), un 43,9% más.
Entre las principales unidades de negocio de Credit Suisse, los ingresos por banca privada bajaron un 6% y los de gestión patrimonial un 1%, mientras la división de gestión de activos facturó un 10% más y el área de banca de inversión un 29% más.
Entre julio y septiembre, la entidad helvética registró entradas netas de activos en sus negocios estratégicos por importe de 8.800 millones de francos suizos (7.297 millones de euros), a pesar de la salida de 700 millones de francos (580 millones de euros) del negocio transfronterizo de Europa Occidental por la regularización en curso de la base de activos.
En los nueve primeros meses del año, Credit Suisse obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.184 millones de francos suizos (982 millones de euros), un descenso del 57,7% respecto al mismo periodo de 2013, mientras sus ingresos aumentaron un 0,7%, hasta19.439 millones de francos (16.119 millones de euros).
Respecto a las perspectivas para el cuarto trimestre, Brady W. Dougan, consejero delegado de Credit Suisse, indicó que la entidad ha visto un "inicio mixto en octubre" en el que la volatilidad experimentada en los mercados ha beneficiado a determinadas áreas de negocio, mientras que ha afectado negativamente a otras.