Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

DL propone un 'cheque cuidador' para aflorar economía sumergida en el sector de los servicios a las personas

Democracia y Libertad (DL) propone crear un 'cheque cuidador' con el que pagar servicios de atención a las personas --canguros, apoyo escolar, cuidado a mayores o enfermos, etc.-- para aflorar economía sumergida en este sector y reducir los elevados costes que actualmente deben pagar las familias que tienen que recurrir a este tipo de asistencia.
Los independentistas catalanes plantearon en el Congreso una iniciativa sobre este asunto, que no se podrá debatir por la disolución de las Cortes, en la que recordaban la "enorme capacidad" para generar empleo "sostenible a largo plazo y no deslocalizable" de los servicios a las personas, sector que afronta el problema de los altos costes que conlleva cumplir con las exigencias legales.
Además, DL recordaba en su texto, que recoge Europa Press, que tomar medidas en este sentido permitiría también regularizar al casi millón de trabajadores que, se calcula, podrían estar trabajando en el sector de la atención a las personas, de modo que puedan contar con garantías y derechos laborales y que también se ofrezca plena seguridad" a los contratantes de sus servicios.
DESGRAVACIONES FISCALES
En este sentido, su iniciativa incluía propuestas concretas como crear un sistema integrado de cotizaciones sociales bonificadas y retenciones por IRPF, liquidables conjuntamente por parte del contratante y que se valiera para ello de un 'cheque cuidador' que garantice que las cantidades se destinen exclusivamente al pago de empresas homologadas o personas físicas para el fin previsto.
Además, los independentistas catalanes creen que hace falta articular nuevas desgravaciones en el IRPF para quienes contraten --para sí o para un familiar-- a un cuidador, así como admitir como gastos fiscalmente deducibles por parte de las empresas el coste de facilitar la prestación de este tipo de servicios a sus trabajadores y familiares.
Democracia y Libertad, que recuerda que países como Francia, Alemania o Bélgica tienen aprobadas ya normativas en este sentido, incluye entre los servicios a las personas que deberían beneficiarse de estas iniciativas los de cuidado de los hijos, apoyo escolar, cuidado del hogar, cuidado de personas enfermas y asistencia a personas mayores o dependientes en materias como la salud, los desplazamientos o la realización de trámites administrativos, entre otros.