Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

División entre los empresarios de CEIM ante la decisión de Fernández de dejar la Presidencia

Malestar en un sector de la ejecutiva al considera que el presidente puede perjudicar la imagen del colectivo
Miembros de la Junta Directiva de la Confederación de Empresarios e Industriales de Madrid (CEIM) mantienen opiniones enfrentadas sobre la decisión del presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, por su implicación en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid.
En estos momentos, los miembros del órgano ejecutivo de CEIM están llegando a cuentagotas a la sede de la organización madrileña, en la que esta tarde está convocada la reunión de la Junta directiva, donde Fernández comunicará su decisión de dejar el cargo, algo que hará efectivo cuando se convoquen elecciones.
A su llegada, el presidente de la asociación de empresarios de fontanería (Asefosan), José María de la Fuente, ha destacado que a su juicio Fernández debería dimitir y si no lo hace el mismo se lo planteará. "Me alegro, por los errores que se ha cometido", ha aseverado.
Enrique Martínez, de la Federación de Empresarios del Este de Madrid, ha apuntado que "es momento de tomar decisiones". También Fernando Santiago, presidente del Colegio de Gestores de Madrid, ha asegurado que es partidario de la dimisión de Arturo Fernández porque "se está perjudicando al colectivo".
"Está produciendo un daño al colectivo empresarial y bastante está ya cayendo", ha añadido Martínez. No obstante, ha defendido que el presidente de la patronal madrileña "siempre ha sido un buen empresario y que nadie discute esta capacidad suya".
En cambio, el presidente ejecutivo de Ifema, Luis Eduardo Cortés, ha manifestado a su entrada a la Junta que "respeta a las decisiones de cada ser humano", posicionándose a favor de lo que decida el también presidente de la Cámara de Comercio.
Asimismo, el empresario Mariano del Castillo ha confiado en las palabras de Arturo Fernández, quien ha asegurado que no sabía que el uso de las tarjetas era fraudulento. Por su parte, otro miembro de CEIM, Eduardo Sánchez, ha señalado que será Fernández quien dé explicaciones y ha añadido que las decisiones éticas son "decisiones personales".