Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ebro Foods no repartirá este año dividendo extraordinario tras adquisiciones, pero eleva el ordinario un 6%

La firma está empezando a construir una nueva área de negocio de productos ecológicos, con el objetivo de duplicar las ventas en tres años
Ebro Foods no distribuirá este año dividendo extraordinario tras haber realizado las adquisiciones de las compañías francesas Roland Monterrat y Celnat y la estadounidense RiceSelect y tener comprometido un "ambicioso" plan de crecimiento orgánico, aunque elevará el ordinario un 6%, según ha afirmado este miércoles el presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, en la junta general de accionistas.
En concreto, la compañía repartirá un dividendo ordinario de 0,54 euros por título con cargo al beneficio de 2015, lo que supone un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior. En total, los accionistas de la compañía recibirán 83,09 millones de euros, equivalentes a un 57,36% del beneficio neto de 2015, que alcanzó los 144,8 millones de euros.
La compañía liquidará dicha retribución a lo largo de este año en tres pagos de 0,18 euros por acción cada uno de ellos los días 1 de abril, ya satisfecho, 29 de junio y 3 de octubre.
De esta forma, Ebro Foods continúa con su política de retribución al accionista, centrada en subir anualmente el dividendo ordinario, sin repartir este año el de carácter extraordinario, algo que ya sucedió en 2014. Salvo ese año y el actual, la firma ha repartido el dividendo extraordinario en los últimos ejercicios (2011, 2012, 2013 y 2015).
Durante su discurso ante los accionistas, Hernández Callejas ha afirmado que la compañía ha finalizado "con éxito" su Plan Estratégico 2013-2015, creando valor, dando una retribución "atractiva" a sus accionistas (250 millones en dividendos durante el periodo) y asegurando un crecimiento "sostenible".
"ESPECTACULAR" AÑO ARROCERO.
Asimismo, el presidente de Ebro Foods ha afirmado que 2015 ha sido un ejercicio "muy difícil" pero a la vez "muy satisfactorio", ya que aunque la compañía ha tenido que hacer frente a situaciones "muy difíciles" en el ámbito de la pasta, ha completado un "espectacular" año arrocero.
"Hemos apostado por crecer inorgánicamente en el sector de la alimentación fresca y biológica mediante la incorporación de las compañías francesas Roland Monterrat y Celnat. Y además, hemos seguido siendo prudentes en un marco financiero de bajísimos tipos de interés, que elevan el valor de nuestros objetivos de adquisiciones", ha resaltado.
Para la elaboración del Plan 2016-2018, Hernández Callejas ha explicado que la compañía ha tenido muy en cuenta las tendencias de sus consumidores y la evolución de los mercados en un entorno marcado aún por la crisis económica.
"Seguimos padeciendo las secuelas provocadas por la crisis. Hoy las lealtades del consumidor se han vuelto mucho más difusas. Su desconfianza hacia la industria alimentaria ha aumentado de manera extraordinaria, teniendo incluso la sensación de que ésta les engaña. Por ello, las marcas tenemos por delante el enorme reto de encontrar el camino que nos permita construir nuevos vínculos con ellos y generar nuevas lealtades. Tenemos que recuperar la confianza de un consumidor que quiere volver a lo básico, a lo sano y a lo natural", ha resaltado.
Según el presidente, el consumidor quiere además "transparencia, autenticidad y conocer la verdadera historia" de los productos que come, se decanta por productos más sanos, libres de aditivos, de pesticidas y de todo aquello que pueda comprometer su salud y muestra una nueva preferencia por las marcas locales frente a las globales, lo que "supone un factor muy favorable para las potentes marcas de Ebro".
NUEVA AREA DE NEGOCIO DE PRODUCTOS ECOLOGICOS.
En este nuevo escenario, Hernández Callejas ha resaltado que el cambio de modelo de la firma ha sido "muy acertado", dejando productos altamente cuestionados en la actualidad, como es el caso del azúcar, y posicionándose en el ámbito de la salud, con la incorporación de empresas pioneras en la categoría Bio, entre otros aspectos.
Por otra parte, en este nuevo modelo, según el presidente, la concentración de los distribuidores exige también ser "muy eficientes" en la reducción de costes productivos para ser más competitivos frente a la 'marca blanca' y evitar que ésta continúe avanzando.
Dentro del nuevo modelo de negocio, la compañía compró a principios de este año la francesa Celnat, líder en el mercado de productos biológicos que se comercializan en el canal especializado, por un importe de 25,5 millones de euros y en torno a ella la firma española está empezando a construir una nueva área de negocio de productos ecológicos, que pretende que tenga la misma dimensión internacional que el resto de divisiones.
"Esta nueva área de negocio aglutinará tanto el 'portfolio' de Celnat, como el existente ya en otras sociedades del grupo y los nuevos desarrollos que se vayan añadiendo. Ya hemos iniciado esta actividad en diversos países europeos y nuestro objetivo es duplicar las ventas en tres años", ha subrayado Hernández Callejas.
DESINVERSIONES.
Al margen de las adquisiciones, la compañía ha procedido a la desinversión de su filial de Puerto Rico por ser un negocio "muy 'commodity'" en el que tenía pocas ventajas competitivas. La venta del negocio por 12 millones de dólares (10,75 millones de euros) ha sido "muy satisfactoria" y supondrá unas plusvalías en torno a 9 millones de euros para las cuentas de 2016.
En este apartado de desinversiones, el presidente de Ebro Foods ha informado de que, dentro de la política de puesta en valor del patrimonio inmobiliario ocioso, durante este mes está previsto ejecutar la venta de un inmueble en Madrid, que aportará unas plusvalías de unos de 13 millones de euros.
La junta de accionistas ha dado el visto bueno a la remuneración fija de los consejeros y aprobado mantener fijado en 13 el número de miembros del consejo de administración.
Los accionistas han dado 'luz verde', asimismo, a una dispensa a determinados miembros del consejo de administración de la obliación de no desarrollar actividades por cuenta propia o ajena que pudieran considerarse que entrañan competencia efectiva con la firma. Se trata del presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, y los consejeros Rudolf-August Oetker, Félix Hernández Callejas, en su condición de persona física representante de Instituto Hispánico del Arroz, y a Blanca Hernández Rodríguez (Hispafoods Invest).