Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleo responde a CEOE que la competitividad de la economía no depende de los vales de comida

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha respondido hoy a las advertencias de la CEOE sobre el impacto negativo que tendrá en la economía y el empleo cotizar por las retribuciones en especie que la competitividad de la economía española "no se basa" en que los empresarios puedan retribuir a los trabajadores con vales de comida.
Burgos, en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press, ha defendido la decisión del Gobierno de incorporar a la base de cotización conceptos que antes estaban excluidos, como los vales de comida o los pluses de transporte.
Esta medida no ha sentado bien a la patronal, que ayer mismo pidió la retirada del Real Decreto-Ley en el que se incluye, alegando que no fue consultada, que mina la competitividad de las empresas y la creación de empleo y pone en riesgo la "incipiente recuperación".
Burgos ha respondido a la organización empresarial que éste no es un debate nuevo, pues se ha hablado en el Pacto de Toledo y también con los agentes sociales, y ha insistido en que se trata de una decisión "absolutamente inevitable" si se quiere tener un sistema de protección "sólido".
"Este tipo de prácticas deterioran la protección social. No podemos construir un sistema económico sólido permitiendo que una parte muy importante de las retribuciones de los trabajadores quede exenta de cotización, porque esto supone una falta de transparencia en el sistema y encubre actuaciones que acaban dañando la propia sostenibilidad de la Seguridad Social", ha subrayado.
"NO NOS VALEN LAS COTIZACIONES A LA CARTA".
Burgos comprende en cierto modo el enfado de la CEOE porque, según ha dicho, "a nadie le gusta que le ajusten determinadas prácticas que han supuesto una ventaja para algunas empresas".
"Hay empresas que son perfectamente conscientes de que se ha competido deslealmente recurriendo a estas prácticas. La cotización es un elemento clave del sistema de la Seguridad Social y no puede acabar dependiendo de que una empresa tenga la capacidad suficiente para construirse una cotización a la carta. No nos valen las cotizaciones a la carta", ha enfatizado Burgos.
En su opinión, estas políticas retributivas deberían ser en todo caso complementarias y objeto de negociación para apoyar la retribución, pero no para sustituirla y además "en porcentajes tan altos".
"La cotización por un trabajador no puede depender de la capacidad de una empresa para hacer ingeniería retributiva y cuando esto está adquiriendo una dimensión como la actual, que acaba perjudicando a los propios trabajadores y a la propia transparencia del sistema, el Gobierno tiene que actuar", ha dicho.
Burgos ha señalado que esta medida beneficia a corto plazo a los trabajadores con sueldos medios y bajos, ya que "una mínima aportación en su base de cotización incrementará su protección social".
"No creo que nadie cambie su protección social por tickets restaurante", ha concluido Burgos, que ha explicado que las dietas estarán exentas de la base de cotización porque éstas sí tienen justificación, al contrario que ciertas retribuciones en especie.