Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enagás no descarta el pago de un dividendo extraordinario si no surgen proyectos donde invertir

Ve "casi imposible" un cambio en la regulación por parte un nuevo Gobierno
Enagás no descarta el pago de un dividendo extraordinario en el periodo 2016-2020 si no surgen proyectos interesantes que se adapten a sus "criterios de inversión".
En una conferencia con analistas para presentar los resultados del ejercicio 2015, el presidente de la compañía, Antonio Llardén, señaló que el pago de un dividendo extraordinario sería "una solución" si no se encuentran proyectos que satisfagan los "criterios de inversión rigurosos" del grupo.
Enagás prevé invertir el periodo 2016-2020 una media anual de 400 millones de euros, en línea con lo previsto en la Actualización Estratégica 2015-2017.
Llardén subrayó que dentro de los criterios de Enagás no está "el de la inversión por la inversión", por lo que si no se presentara ningún proyecto que cumpliera con los criterios de la compañía se contaría con un 'cash flow' que se podría destinar a reducir deuda, algo que seguramente no se haría ya que actualmente los costes de la deuda para el grupo "son muy buenos", o al pago de un dividendo extraordinario.
El directivo aseguró que a la hora de optar por una inversión se tiene en cuenta tanto su rentabilidad, a las que se pide un mínimo del 10% de retorno, como "el tipo de riesgo".
Por otra parte, el presidente de Enagás, que consideró también poco probable un incremento en el corto plazo de los impuestos que pagan las compañías, descartó que puedan producirse cambios en la regulación para el sector con la formación de un nuevo Gobierno en España, ya que para ello sería necesario una "mayoría absoluta en el Congreso" y además "no es el foco de los problemas que tiene el país".
"Para modificarlo se necesitaría una Ley que tuviera mayoría absoluta, y no parece que esto sea factible sin un acuerdo de 3 o 4 partidos", dijo, subrayando que es algo "extremadamente bajo, por no decir imposible".
'HUB', MEJORA DE LA COMPETENCIA.
Respecto al 'hub' gasista, Llardén indicó que ha comenzado a funcionar "bien" y afirmó que, a pesar de sus bajos volúmenes, ha producido unas mejoras de precio que ponen de manifiesto que era necesario para la mejora de la competencia.
Llardén insistió en que el modelo de crecimiento de la compañía se basa en el mercado europeo; mercados en crecimiento como México, Chile o Perú, y en consolidar su posición como especialista global en GNL.
Enagás prevé un crecimiento anual del beneficio cercano al 2% y del dividendo del 5% hasta 2020. El presidente de la compañía consideró estas previsiones "prudentes y realistas" y aseguró que el grupo cuenta con "fortalezas" y con un modelo de negocio "sólido" para estar preparado para resistir a la actual incertidumbre en los mercados.