Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y Cuba ponen en marcha el desarrollo de los acuerdos para condonar parte de la deuda a la isla

Los gobiernos de España y Cuba han iniciado el procedimiento para trasladar a las relaciones bilaterales los acuerdos alcanzados en el marco del Grupo de Acreedores de Cuba en el Club de París el pasado mes de diciembre respecto de la reestructuración de la deuda a medio y largo plazo, lo que supondrá la condonación de parte de la deuda a la isla.
Según ha indicado el Ministerio de Economía y Competitividad en una nota de prensa, el acuerdo fue suscrito por 14 países acreedores con el Gobierno cubano el pasado 12 de diciembre por un total de 11.083 millones de dólares, de los que 22,3% correspondían a España. Se estableció una condonación de los intereses de demora y el reembolso del principal e intereses en un plazo de 18 años.
En la reunión que han mantenido este martes en Madrid el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, y el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, se han sentado las bases para que España pueda proceder a una condonación adicional de la deuda de Cuba a través de la firma de un Programa de Conversión de Deuda en un futuro cercano.
Para conseguirlo, se podrá crear un Fondo de Contravalor para financiar proyectos en Cuba acordados por ambas partes, lo que permitirá profundizar en las relaciones bilaterales.
Guindos ha trasladado al representante del Gobierno cubano que España procederá también a la reanudación de la cobertura de operaciones de seguro de crédito a la exportación a medio y largo plazo por parte de la Compañía Española de Seguro de Crédito a la Exportación (Cesce), con el objetivo de impulsar la colaboración entre ambos países y potenciar la presencia de empresas españolas en Cuba.
Estas medidas se unen a las acordadas en noviembre respecto a la deuda a corto plazo, que han permitido abrir una nueva etapa en las relaciones bilaterales. Durante una visita a La Habana, los Gobiernos de ambos países firmaron un acuerdo de reestructuración de la deuda a corto plazo, que ascendía a 201,5 millones de euros. El objetivo del acuerdo era facilitar las relaciones entre los dos países y el aumento de la ya importante presencia de empresas españolas en la isla.