Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España podría aportar 3.000 millones de dólares para reforzar el FMI

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, afirmó hoy que España podría contribuir con 3.000 millones de dólares a los nuevos recursos con los que el G-20 quiere reforzar al Fondo Monetario Internacional (FMI).
Solbes hizo ese cálculo tras asistir a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas del G-20 (Grupo de las veinte economías más industrializadas y las emergentes) que se celebró en el South Lodge Hotel, un hotel campestre de lujo radicado en el condado de West Sussex, al sur de Londres.
En un comunicado conjunto, el G-20 se mostró de acuerdo en la "necesidad urgente de incrementar de forma muy sustancial los recursos del FMI".
Solbes, que calificó de "satisfactorio" el resultado de la reunión, a la que España acudió en calidad de país invitado, indicó que "es imposible saber de forma concreta" la dotación económica necesaria para fortalecer las arcas del FMI.
"De momento, se está hablando de 250.000 millones de dólares", declaró en una rueda de prensa el vicepresidente segundo del Gobierno español.
"Japón -puntualizó- ya ha hecho una aportación de 100.000 millones de dólares (...). Por tanto quedan 150.000 millones más".
"¿Cuánto corresponderá a la Unión Europea (UE)?. Pues es difícil de calcular. Pero si suponemos que la UE financiará la mitad, serían 75.000 millones de dólares", razonó el titular español de Economía.
"Y si suponemos que el sistema de reparto sea el de la cuota (...), supondría que de las reservas del Banco de España tendríamos que poner a disposición del Fondo para ser utilizadas temporalmente en el entorno de los 3.000 millones de dólares", precisó.
Los ministros del G-20 se mostraron hoy dispuestos a "tomar todas las medidas que sean necesarias para restablecer el crecimiento" de la economía internacional sin límite de tiempo, según dijo el titular británico de Economía, Alistair Darling.
La conferencia en el South Lodge Hotel, cerca de la localidad de Horsham, fue preparatoria de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 del próximo 2 de abril en Londres.