Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La caída del Euríbor permite a las familias ahorrarse 4.000 euros al año en la hipoteca

El efecto en las cuotas de las hipotecas no se hizo esperar, y en los últimos meses las familias hipotecadas han visto como sus préstamos se reducían. FOTO: EFEtelecinco.es
Trece meses consecutivos de descensos han colocado la tasa, que el Banco de España confirmará en los próximos días, más de cuatro puntos porcentuales por debajo de la de hace un año, cuando se situaba en el 5,248 %. Según los analistas consultados, el Euríbor no repuntará hasta comienzos del año que viene, anticipando una subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) a mediados de 2010, aunque la subida será gradual y colocará al indicador en torno al 2,4 % hacia finales del próximo ejercicio.
En marzo el indicador marcó su primer mínimo histórico del año, en el 1,909 %, y continuó a la baja en los meses posteriores, con valores del 1,771 % en abril, del 1,644 % en mayo, del 1,610 % en junio, del 1,412 % en julio, y del 1,334 % en agosto, y del 1,261 % en septiembre.
Hace un año, en octubre de 2008, la caída de Lehman Brothers marcó un punto de inflexión en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que hasta entonces se había mantenido inflexible en su control de la inflación.
El Euríbor, que sube o baja en función de las subidas o bajadas de tipos, había alcanzado ese verano máximos históricos (del 5,393 en julio), y al tiempo que el BCE comenzaba a recortar los tipos inició una racha de descensos en la que llegó a encadenar 91 jornadas ininterrumpidas de caídas, mayor aún que la vivida tras los atentados del 11-S.
El efecto en las cuotas de las hipotecas no se hizo esperar, y en los últimos meses las familias hipotecadas han visto como sus préstamos se reducían más de 300 euros mensuales de media. Ahora, para una hipoteca media de 150.000 euros suscrita hace un año con un plazo de amortización de 25 años que se revise en noviembre y a la que se aplique la tasa del mes anterior, el recorte será de 316 euros al mes o 3.800 al año. Si el préstamo se elevaba a 300.000 euros, la rebaja alcanzará 633 euros mensuales o 7.600 al año.
En cualquier caso, los repuntes de tipos de interés no empezarán a notarse antes del último trimestre de 2010, ya que el BCE condicionará la medida a la aparición de indicios evidentes de reactivación de la economía y del mercado de crédito, lo que aún está lejos de producirse. CGS