Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Europa quiere prohibir las ventas en corto para evitar la especulación en los mercados

La Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) prohibirá las ventas en corto al descubierto en Francia, España, Italia y Bélgica a partir de este viernes. Vídeo: Atlastelecinco.es
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha acordado prohibir "de forma cautelar con efectos inmediatos" las posiciones cortas sobre las acciones del sector financiero por un periodo de 15 días, que podría "prorrogarse si se considerase necesario", informó el regulador bursátil. Es una medida que también va a aprobar Bruselas para España, Francia, Italia y Bélgica para frenar la especulación en los mercados. Además, la Comisión Europea ha llamado a los gobiernos europeos, a los supervisores bursátiles y a la Eurocámara a intensificar las negociaciones en marcha para fijar un marco que permita la acción coordinada de la Unión Europea "cuando sea necesario" contra las ventas a corto a partir de septiembre.
La Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) prohibirá las ventas en corto al descubierto en Francia, España, Italia y Bélgica a partir de este viernes. Lo hace en un intento de frenar la especulación y la volatilidad que se ha vivido esta semana en las Bolsas europeas. Por el momento, la medida estará en vigor 15 días aunque podrá ser prorrogada. Las ventas en corto son un mecanismo usado por los operadores de Bolsa para apostar a la caída de los títulos de una compañía vendiendo acciones prestadas para después comprarlas a un precio más bajo.
"Las negociaciones han mejorado enormemente en los últimos meses. Estamos muy cerca de llegar a un acuerdo y quisiéramos instar a los reguladores, a los Estados miembros y al Parlamento Europeo para dar los últimos pasos que permitan llegar a un acuerdo en septiembre", ha informado en rueda de prensa en Bruselas una portavoz comunitaria, Chantal Hughes.
La Autoridad Europea de Mercados Financieros (ESMA por su sigla en inglés) informó anoche de la decisión de los mercados bursátiles de España, Francia, Italia y Bélgica de prohibir durante los próximos 15 días las posiciones cortas, con el objetivo de frenar la obtención de beneficios por diseminar falsos rumores en los mercados. El supervisor europeo puede coordinar este tipo de acciones pero no impulsarlas, porque son los reguladores nacionales los que tienen las competencias para dar el paso.
La Comisión Europea ha celebrado la respuesta coordinada de estos cuatro países, pero ha dejado claro que "nuestra política sería aún más eficaz y coordinada si tuviéramos en marcha un marco europeo sobre las ventas a corto", ha explicado la portavoz del Ejecutivo de Jose Manuel Durao Barroso.
Bruselas cree que la respuesta coordinada de estos países demuestra que contar con una autoridad europea "marca la diferencia " y contribuye a que las limitaciones puestas a las apuestas bajistas sean "más eficaces". Pero la portavoz comunitaria ha advertido de que para conseguir respuestas "más eficaces y más coordinadas" es necesario contar con un "marco europeo para las ventas a corto". "Sería mucho mejor", ha insistido.
El Ejecutivo comunitario es partidario de armonizar los poderes de los distintos supervisores bursátiles nacionales, porque las legislaciones son "muy distintas" y mientras unos países pueden vetar las operaciones bajistas, otros no pueden hacerlo, explican fuentes comunitarias. También apoya que ESMA tenga un mandato que le permita dirigir acciones coordinadas a nivel europeo.
Los Veintisiete lograron un acuerdo en esta línea el pasado mes de mayo, pero para hacerlo efectivo y dar un marco a la autoridad europea aún es necesario el acuerdo del Parlamento Europeo. Las negociaciones entre las partes se llevan a cabo desde hace meses y están "muy cerca" del acuerdo, según ha señalado la portavoz este viernes.
"El objetivo es crear un marco de acciones coordinadas a nivel europeo con el que aumentar la transparencia y reducir los riesgos", ha explicado Hughes ante los medios. Con ello, se darán "poderes claros" a ESMA y sus equivalentes nacionales para actuar "cuando sea necesario" para asegurar el funcionamiento adecuado de los mercados.
España prohíbe las ventas en corto
La CNMV, el organismo presidido por Julio Segura, señaló que adopta esta medida, y en consonancia con las similares que otros supervisores europeos están impulsando de manera coordinada en el ámbito de la ESMA, debido a la situación de "extrema volatilidad" que atraviesan los mercados de valores europeos, en especial las cotizaciones de acciones de entidades financieras, y que "está incidiendo de forma clara en la estabilidad de los mercados y puede perturbar su ordenado funcionamiento". CGS