Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI aprueba el desembolso de 770 millones de un nuevo tramo del rescate de Irlanda

El comité ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha completado la undécima revisión del programa económico acordado con Irlanda a cambio del rescate, tras lo cual ha autorizado el desembolso de los 770 millones de euros correspondientes al siguiente tramo de la ayuda, según informó la institución en un comunicado.
De esta manera, el FMI ya ha entregado a Irlanda 21.430 millones de euros del total de 22.090 que la institución dirigida por Christine Lagarde se comprometió a aportar al rescate de 85.000 millones de euros. Esta cantidad supera en un 1.548% la cuota del país en el Fondo.
El Fondo destaca que la economía irlandesa creció un 0,4% en el segundo trimestre, aunque aún acumula una contracción del 1,2% en términos interanuales, ya que las exportaciones han caído y la demanda doméstica siguió descendiendo en línea con lo ocurrido en 2012.
Por su parte, el empleo aumentó un 1,8% y los últimos indicadores sugieren un repunte del crecimiento en la segunda mitad de 2013. "La tasa de paro ha caído desde el 15% de principios de 2012 hasta un todavía alto 13,4% en agosto, pero el 58% de los desempleados lleva sin trabajo más de un año", añade.
Respecto a los resultados fiscales, apunta que los de los ocho primeros meses están en línea con lo recogido en los Presupuestos de 2013, que prevé que el déficit público cierre en el 6,8% y la deuda alcance el 123% del PIB.
"Las autoridades irlandesas continúan mostrando un fuerte compromiso con los objetivos del programa económico acordado con la UE y el FMI. Dada la fragilidad de la recuperación en marcha y los riesgos que aún persisten en la sostenibilidad de la deuda, una fuerte implementación política y un continuado apoyo europeo sigue siendo crítico de cara al futuro", afirma el director adjunto del FMI, David Lipton.
En este sentido, Lipton instó al Gobierno irlandés a mantener el constante historial de consolidación fiscal para lograr un acceso a los mercados en términos favorables.
Por otro lado, añadió que resolver los problemas de morosidad en la banca irlandesa es "clave para una recuperación duradera" del crédito, la demanda doméstica y la creación de empleo, y pidió a las autoridades que vigilen que las medidas acordadas en este campo funcionan de forma eficaz para acelerar el progreso.