Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facephi instalará su sistema de reconocimiento facial en la banca móvil de Grupo Mutual

FacePhi ha alcanzado un acuerdo con el Grupo Mutual para instalar su sistema de reconocimiento facial en el servicio de banca móvil de esta entidad financiera costarricense, según ha comunicado este viernes al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).
La operación, que se cerrará antes de finalizar 2014 tras obtener el visto bueno de los consejos de administración de ambas compañías, convierte a Grupo Mutual en la primera empresa y entidad financiera que pone en marcha un sistema biométrico facial para garantizar la seguridad de sus clientes en el acceso a sus cuentas privadas a través de la banca 'online'.
Tras la firma del acuerdo se abre un periodo de algo más de un mes en el que la entidad realizará pruebas con un grupo de empleados y clientes, de modo que el sistema esté plenamente operativo en enero para sus más de 250.000 clientes activos. Este sistema se extenderá a todos los servicios de la entidad en una segunda fase.
Para FacePhi este acuerdo supone un impulso a su plan de expansión en Latinoamérica de acuerdo con las líneas directrices de su plan de negocio, además de representar la puerta de entrada en el sector financiero.
GARANTIZAR LAS CONTRASEÑAS
Grupo Mutual es una de las siete entidades financieras más importantes de Costa. Con unos activos superiores a los 780 millones de euros, cuenta actualmente con 54 oficinas en las siete provincias, siendo la más grande compañía mutual del país centroamericano, con unos ingresos de 67 millones de euros y un beneficio neto de 4,8 millones de euros en 2013.
El director de Tecnología de Grupo Mutual, Juan Carlos Miranda, ha señalado que "la tecnología de reconocimiento facial es la manera más sencilla de garantizar las contraseñas y accesos de los clientes y nos permite resolver el fraude bancario por suplantación de identidad, que es una de nuestras mayores preocupaciones".