Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallecen tres operarios en el derrumbe de un túnel en Andorra

El accidente se ha producido al derrumbarse parte de la estructura del túnel Dos Valiras. Foto:EFEtelecinco.es

Según ha informado el jefe de Gobierno de Andorra, Jaume Bartumeu, en rueda de prensa, los tres fallecidos son de nacionalidad portuguesa y ha se han puesto en contacto con las autoridades de este país para acelerar los trámites pertinentes.

El hundimiento de una parte del túnel ha causado heridas de diversa consideración a siete operarios, de los que cinco están ingresados en el Hospital Nuestra Señora de Meritxell de Andorra y un sexto en el hospital del Vall d'Hebrón de Barcelona, donde se le debía practicar cirugía maxilofacial.

Desde este mediodía se ha activado un dispositivo de emergencia para atender a los heridos y, según ha concretado el ministro del Interior, Víctor Naudi, se ha instalado un refuerzo para evitar que la estructura ceda de nuevo.

También, teniendo en cuenta la climatología y las bajas temperaturas, se han habilitado cañones de calor para evitar que las personas que todavía permanecen atrapadas entren en hipotermia.

Sobre las causas del incidente, el tercero en este túnel, el Gobierno ha preferido por el momento no adelantarse y esperar a los primeros resultados de la investigación.

En el momento del derrumbe 60 personas trabajaban en la obra, la construcción del puente acceso al túnel de Dos Valiras destinado a unir las poblaciones andorranas de Encamp y la Massana.

La estructura que ha cedido es de unos 100 metros cuadrados, y los trabajadores han caído desde unos 20 metros de altura, según Naudi.Las obras de este túnel se iniciaron en diciembre de 2004 y se preveía que finalizaran en 2011, con un presupuesto de unos 158 millones de euros.

Tanto el ministro español de Fomento, José Blanco, como el conseller catalán de Política Territorial, Joaquim Nadal, se han puesto en contacto con las autoridades andorranas para brindar toda su ayuda.