Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedetaxi propondrá a los partidos compensar económicamente a los taxistas que aúnen jubilación y cese

Fedetaxi propondrá a los partidos políticos el establecimiento de un plan de ayudas al abandono de la profesión de taxista por el que se compense económicamente a los trabajadores de este sector que aúnen prejubilación y cese en la actividad.
El plan sería aplicable a aquellos taxistas tengan una antigüedad en la profesión de al menos 20 años, superen los 58 años de edad, entreguen su autorización de transporte a la administración otorgante y suscriban un compromiso de retirarse definitivamente de la actividad.
A cambio de esta retirada se les otorgaría una indemnización por la citada autorización de transporte y un complemento de su pensión de jubilación hasta el cumplimiento de la edad reglamentaria, como se hace con los titulares de empresas de transporte por carretera tanto de mercancías como de viajeros en autobús.
Según los taxistas, la medida podría beneficiar a unos 4.000 conductores en cada uno de los cuatro próximos ejercicios y supondría un coste bruto de 500 millones de euros para el Estado.
No obstante, los taxistas aclaran que esta cantidad tendría un "enorme retorno" si se aplicaran las medidas de inspección contra el intrusismo y control fiscal y social de las plataformas digitales "de falsa economía colaborativa" y que generarían "suficientes ingresos para las arcas públicas" como para soportar esta medida.
Según ha informado la patronal de los taxistas en un comunicado, esta medida es similar a las líneas que ya mantiene el Ministerio de Fomento desde hace décadas para los transportistas de mercancías y autobuses, que han estado vetadas a los taxistas, cuyo presupuesto ha ido variando en las últimas décadas y ha llegado a alcanzar los 120 millones de euros.
Para la patronal, las actuales ayudas para el sector son de carácter social y como apoyo a la prejubilación de personas que han prestado servicios en este sector, que conlleva un "serio desgaste de salud y peligrosidad".
La patronal está trabajando en una batería de medidas para presentar a los partidos políticos en la que se incluyen propuestas de modificaciones en determinadas leyes que persiguen el refuerzo del servicio público de transporte de viajeros en auto taxis y la mejor regulación del arrendamiento de vehículos con conductor.
En este sentido, Fedetaxi va a proponer, además, la creación de un órgano de coordinación administrativa entre las inspecciones de Trabajo, Hacienda y Transportes para atajar el fraude fiscal y en cotizaciones que supone "la actuación de más de 9.000 vehículos piratas o intrusos que, según las fuentes de la propia federación, están operando impunemente en España", algo que se verá favorecido con la puesta en marcha de la medida aprobada por unanimidad en el Congreso del uso obligatorio de matrículas de color azul para todos los vehículos destinados al transporte de pasajeros en España.