Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial inaugura su cuarta autopista en Estados Unidos tras una inversión de 1.500 millones

La texana North Tarrant Express, una de las primeras con precio de peaje flexible
Ferrovial inaugura este sábado en Texas (Estados Unidos) la autopista North Tarrant Express, la cuarta que pone en servicio en el país, en el que tiene otras tres en construcción y en el que actualmente compite por otros tres proyectos estimados en unos 2.300 millones de dólares (unos 1.800 millones de euros).
Con la puesta en servicio de la nueva vía y la construcción y la inversión en nuevos proyectos, el grupo que preside Rafael del Pino busca reforzar la importante presencia con que ya cuenta en el mercado de construcción y de concesiones de Estados Unidos y Canadá.
En la actualidad, Ferrovial ya obtiene tanto el 17% de las ventas como el 17% de su beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Norteamérica, que se sitúa así como tercer mercado de la compañía por detrás de Reino Unido y España.
La autopista que inaugura este sábado es además la segunda que pone en servicio en el Estado de Texas, donde el próximo año espera inaugurar otra de las que tiene en construcción y donde además se ubica uno de los proyectos por los que actualmente puja el grupo.
Ello convierte a este Estado en el que más inversión ha realizado Ferrovial dentro del mercado estadounidense, con un volumen total de unos 5.150 millones de euros en distintos proyectos, según informó Ignacio Vivancos, responsable en Estados Unidos de Ferrovial Agromán, la constructora del grupo.
PROYECTO INNOVADOR
La North Tarrant Express, la autopista que pone ahora en servicio, con una antelación de casi un año (nueve meses) respecto a los plazos previstos, ha supuesto una inversión de unos 2.100 millones de euros.
Ferrovial se adjudicó en 2009 la vía que ahora, tras su construcción, gestionará y explotará durante 52 años. La autopista, de 21 kilómetros de longitud, une el eje Dallas -Fort Worth y es la primera de Texas y una de las primeras en Estados Unidos en contar con un sistema de peaje flexible.
Este sistema, además de ser electrónico y no requerir barreras, permite ajustar el precio del peaje al alza o a la baja en función del volumen de tráfico que registra la autopista, con el fin de garantizar la fluidez del tráfico y evitar las congestiones, uno de los objetivos del Estado de Texas al promover la infraestructura.
De hecho, la North Tarrant Express forma parte del sistema de 'managed lanes', o carriles de peaje exprés, diseñados por Texas con este fin de evitar congestiones de tráfico y mejorar los tiempos de viaje.
Se trata de autopista que se construyen a partir de la rehabilitación de una carretera urbana ya existente, a la que además se añaden carriles de pago electrónicos y sin barreras para evitar congestiones de tráfico y garantizar a los ciudadanos unos más óptimos tiempos de viaje en sus desplazamientos, según detalló Nicolás Rubio, responsable en Estados Unidos de Cintra, filial de autopistas de Ferrovial, en un encuentro con la prensa con motivo de la inauguración de la vía.
En el caso de la autopista que se estrena ahora, cuenta con dos carriles de peaje y otros dos (en algunos tramos tres) libres por sentido.
SELLO ESPAÑOL Y LOCAL.
Para la construcción de la autopista, cuyas obras han dado trabajo a unas 2.000 personas, Ferrovial ha contado con empresas españolas, como Atesvi, encargada de suministrar los prefabricados de hormigón, la tecnológica Indra o la consultora Api 21.
La vía es además la primera en la que cuenta la participación como inversor de un fondo local. La sociedad concesionaria que la ha promovido y que a partir de ahora la gestionará está controlada por un consorcio en el que Ferrovial tiene la mayoría del capital, con un 56,7%, y que completan el fondo estadounidense Meridiam, con un 33,3, y que completa el Dallas Police and Fire Pension System, el fondo de pensiones de los bomberos y policías de la ciudad, con el 10% restante.