Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Funcas defiende programas específicos en las pequeñas empresas para mejorar la participación de los empleados

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) apuesta por introducir programas específicos en las pequeñas empresas auspiciados por las propias confederaciones empresariales o la adaptación de figuras hasta ahora restringidas a las grandes empresas para mejorar la participación de los trabajadores en dichas empresas.
Así lo pone de manifiesto en el último estudio editado por Funcas bajo el nombre de 'People management in micro and small companies', en el que compara empresas del sector servicios en España, Alemania y Reino Unido y revela que las compañías de menor tamaño disponen de técnicas menos formales de participación y representación de sus empleados.
Según el estudio, en todos los casos la regulación no es relevante y las pequeñas empresas se limitan a implementar fórmulas por el convencimiento de que es bueno para la organización en general.
El análisis de Funcas pone de manifiesto que tanto en Alemania como en España la consulta entre los empleados es la práctica dominante como mecanismo de participación en las empresas de menor tamaño, frente a estructuras legales específicas o la existencia de sindicatos.
En ambos países se considera, además, que esta fórmula es la más adecuada para retener talento y en el caso de España, destacan también las herramientas de participación financiera, relativas a esquemas de retribución ligados a la evolución o resultados de la empresa.
En este sentido, aunque el estudio de Funcas destaca que la participación de los empleados en la pequeña empresa funciona a pesar de la falta de recursos y estructurales formales, consideran necesaria la adopción de medidas particulares para estas compañías, no tanto legales o regulatorias sino prácticas y programas específicos para ellas.
Los autores del estudio afirman que aunque las pequeñas y micro empresas constituyen la columna vertebral de la economía europea, ya que representan el 98,8% del tejido empresarial y suponen una sólida fuente de creación de empleo y crecimiento económico, todavía hay un "gran desconocimiento" de los mecanismos de participación y representación de sus trabajadores.
En términos de empleo, casi el 30% de los trabajadores de la UE está en una empresa de menos de 10 empleados y la mitad trabaja en compañías con menos de 50 trabajadores. En España, las pequeñas empresas proveen el 60% del empleo en el sector privado y el 46,7% del valor añadido, por encima de la media europea.