Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gas Natural, sancionada con 492.000 euros por abuso de posición de dominio

Sede corporativa de Gas Natural. EFE/Archivotelecinco.es
La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha sancionado a Gas Natural con 492.000 euros por abuso de su posición de dominio en el acceso a las redes de distribución.
El Consejo de la CNC considera acreditado que la gasista "ha estado dificultando" el acceso de Gas Alicante a determinadas redes necesarias para poder desarrollar sus propias redes de distribución y poder así suministrar gas natural a los consumidores finales en los municipios valencianos de Elda y Albatera.
En estos dos casos, según la CNC, Gas Alicante había llegado previamente a acuerdos contractuales con Enagas, la anterior propietaria de estas infraestructuras, para realizar conexiones a sus redes que le permitieran desarrollar sus redes de distribución.
Sin embargo, el Consejo ha constatado que desde el año 2003, cuando Gas Alicante solicitó a Gas Natural, la nueva propietaria de las redes, la conexión pactada en su día con Enagas, la gasista catalana "ha seguido una estrategia encaminada a impedir que dicha conexión se materializase".
Y ello, precisa la CNC, pese a existir resoluciones de la Dirección General de Energía de la Generalitat Valenciana, la autoridad reguladora competente en materia de redes de distribución, que instan a Gas Natural a realizar dichas conexiones.
La infracción cometida por la gasista catalana "no sólo supondría un incumplimiento contractual de las obligaciones heredadas por Gas Natural sobre dichas redes, sino que supone la vulneración del artículo 6 de la Ley de Defensa de la Competencia", señala la CNC en un comunicado.
Este organismo considera que Gas Natural ostenta una posición de dominio en las zonas afectadas, ya que sus redes son, desde el punto de vista técnico y económico, las únicas aptas para desarrollar un proyecto viable de tendido que permita el suministro a los consumidores.
"Con su estrategia, Gas Natural ha estado eliminando la competencia que le supondrían otros suministradores de gas natural en esas zonas", subraya la CNC, que precisa que, en el caso de Albatera, pasaron cinco años desde que Gas Alicante solicitó la conexión hasta que ésta se realizó, mientras que en Elda transcurrieron casi tres años.
La Comisión Nacional de la Competencia asegura que esta conducta es "contraria al espíritu liberalizador contenido en la regulación sectorial del sector del gas natural".
Es por ello que la CNC, teniendo en cuenta la "duración y la gravedad de la conducta" de Gas Natural, le ha impuesto una sanción de 492.000 euros y le ha instado a abstenerse de realizar dichas prácticas en el futuro.