Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat cierra 2013 con unas pérdidas de 3.400 millones y reduce el gasto en 1.383 millones

La Generalitat Valenciana ha liquidado su presupuesto de 2013 con unas pérdidas de 3.399,47 millones de euros, y ha reducido su gasto en unos 1.383 millones, al pasar de 14.981,69 millones de euros de obligaciones reconocidas de operaciones no financieras en 2012 a 13.598,24 en 2013.
Así, lo ha explicado el consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, en un encuentro que ha mantenido este jueves con los medios de comunicación para dar cuenta de la liquidación del presupuesto de 2013, que se prevé que se publicará el próximo lunes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV),
Moragues ha hecho hincapié en que "lo realmente importante" es el déficit que en el caso de la Comunitat fue del 2,33 por ciento, siete décimas por encima del objetivo del 1,6 por ciento. No obstante, el consejero ha subrayado que la Comunitat ha sido que la que más ha reducido el déficit en 2013, con una disminución de 1.579 millones de euros, y su bajada supuso "el 46 por ciento de la reducción del conjunto de las administraciones públicas".
La liquidación del presupuesto de 2013 --que no contempla el sector público ni las cuentas 409 (de acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuestos) ni 411 (cuentas de periodificación)-- arroja un resultado presupuestario negativo de 3.399 millones de euros.
En concreto, las operaciones no financieras --capítulos 1 a 7-- han arrojado un resultado negativo de 3.016,05 millones y las operaciones con activos financieros, una diferencia de derechos reconocidos frente a obligaciones reconocidas de 383,42 millones de euros negativos. El saldo presupuestario del ejercicio ha sido negativo en 620,86 millones de euros.
No obstante, el consejero también ha subrayado que el incremento del endeudamiento de la Generalitat se ha reducido en el último año en 3.824,24 millones de euros. En 2012, la Generalitat se endeudó por 6.602,85 millones por el déficit autorizado y los mecanismos extraordinarios de financiación, mientras que en 2013 este importe fue de 2.778,61 millones.
Por otro lado, el déficit de financiación del ejercicio ha sido negativo en 561,77 millones, frente a los 380,28 millones positivos de 2012. Al respecto, el titular de Hacienda ha precisado que este "superávit de financiación" surgió por el incremento de la deuda de la Generalitat.
Por lo que se refiere al remanente de tesorería, los derechos pendientes de cobro han descendido en un año de 932,75 millones a 672,55, lo que supone un dato "positivo". Por su parte, las obligaciones pendientes de pago han subido de 4.578,12 a 4.959,17 millones.
PLAN DE PAGO A PROVEEDORES ABONADO EN FEBRERO
Al respecto, el consejero ha destacado que a esta última cifra cabe restar 1.800 millones de euros correspondientes al Plan de Pago a Proveedores de 2013 que se abonaron en febrero de 2014 y, por tanto, no tienen reflejo en la liquidación del presupuesto. Por otra parte, a 31 de diciembre había en la caja 255,87 millones.
Preguntado por si se podría lograr un equilibrio total en el la liquidación del presupuesto, Juan Carlos Moragues ha explicado que desde la Consejería buscan reducir la cuenta 409, pero, con mecanismos como el plan de pago a proveedores, "no está tan cercana la ejecución presupuestario al gasto en el ejercicio".
Pero ha asegurado que "poco a poco se ve una evolución mucho mas favorable de adaptación" en este sentido, y, al respecto, ha puntualizado que la cuenta 409 se ha reducido en más de 400 millones en 2013 respecto al ejercicio anterior.
REDUCCIÓN DE LA DEUDA COMERCIAL
Inquirido por el objetivo del Consejo para este año en materia de obligaciones pendientes de pago, ha respondido que buscan "ir reduciendo la deuda comercial" para lo que existen dos vías, o bien transformarla "en deuda financiera a menor coste" o aumentar los ingresos.
Al respecto, ha hecho hincapié en que se mejore el sistema de financiación "para que se detenga la sangría, que es el déficit" y para poder lograr "equilibro presupuestario". También ha destacado que "es importante estar en el margen del déficit autorizado".