Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Glencore abandona los 'números rojos' en el primer semestre tras ganar 1.295 millones

El gigante mundial del comercio de materias primas Glencore obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.720 millones de dólares (1.295 millones de euros) en los seis primeros meses del año, en contraste con las pérdidas de 9.386 millones de dólares (7.067 millones de euros) que registró en el mismo periodo de 2013, cuando sus resultados se vieron afectados por el proceso de adquisición de la minera Xstrata.
Según explica la compañía en un comunicado, excluyendo los extraordinarios del primer semestre de 2013, el beneficio neto atribuible aumentó un 166,7% respecto a los 645 millones de dólares (486 millones de euros) de hace un año.
La cifra de negocio de la compañía en los seis primeros meses del año alcanzó un total de 114.064 millones de dólares (85.881 millones de euros), un 1,8% más, mientras la deuda neta aumentó un 5%, hasta 37.595 millones de dólares (28.036 millones de euros).
Glencore destaca que estos "fuertes resultados" se han visto impulsados por un aumento de la comercialización, una expansión generalizada de la producción y las sinergias derivadas de las adquisiciones de Xstrata y Viterra.
"Glencore continuó haciendo progresos decisivos en la primera mitad de 2014 a la hora de aprovechar el potencial creado por la adquisición de Xstrata. Seguimos siendo la empresa de recursos naturales más diversificada por actividad, materias primas y presencia geográfica", subrayó el consejero delegado de Glencore, Ivan Glassenberg.
En este contexto, la compañía ha anunciado la puesta en marcha de un programa de recompra de acciones por importe de hasta 1.000 millones de dólares (753 millones de euros), que estará en vigor hasta el 31 de marzo de 2015.
Asimismo, el consejo de administración ha aprobado la distribución de un dividendo de 0,06 dólares por acción, un 11% más respecto a 2013, como reflejo de su confianza en las perspectivas y la fortaleza su negocio y de su perfil de flujo de caja.