Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Global Exchange se implanta en Brasil

La compañía española especializada en prestar el servicio de cambio de moneda extranjera en aeropuertos internacionales, Global Exchange, abrirá su primera filial en Brasil tras el decreto presidencial firmado por la presidenta, Dilma Rousseff, y publicado en el Diario Oficial de la Unión a principios de abril.
Después de tres años de gestiones con el Ejecutivo del gigante sudamericano, el Banco Central, el Consejo Monetario Nacional y el Ministerio de Hacienda, la empresa española ha logrado la autorización para ejercer su actividad en Brasil.
A través de este mismo decreto el Banco Espírito Santo Servicios Financieros Distribuidora de Títulos y Valores Inmobiliarios S.A también ha recibido la autorización para empezar a actuar en este país.
Las oficinas de Global operarán en los aeropuertos internacionales de las grandes ciudades brasileñas, aunque de momento no tienen fecha de inicio debido a que les queda por firmar aún los contratos con los gestores aeroportuarios, según fuentes de la empresa.
El presidente de Global Exchange, Isidoro J. Alanís, ha explicado que el trámite ha sido "extremadamente difícil" pues solamente son concedidas autorizaciones a las empresas que la "Presidencia de la República de Brasil considere de interés público nacional".
De esta forma, Global Exchange consolida su posición en el mercado latinoamericano y caribeño en un momento en que Brasil espera recibir 3,6 millones de turistas durante la celebración del Mundial de Fútbol, por lo que se espera un movimiento de unos 27.700 millones de dólares en el mes de junio, mes en que empieza la cita deportiva.