Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y el PP pactan suspender la subida de la luz prevista para julio

A pesar de esta decisión, el recibo de la luz se encarecerá a partir del próximo 1 de julio porque el IVA pasará del 16 al 18 por ciento. La subida de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), la única que fija todavía el Gobierno, aún no estaba determinada, pero se conocían dos de sus componentes básicos: el precio de la energía del próximo trimestre y la evolución de las tarifas de acceso, las que cubren los costes regulados del sistema eléctrico, aunque esta última sólo en fase de propuesta.
Industria envió a principios de mes una propuesta a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en la que planteaba una subida de las tarifas de acceso del 10 % para hogares y pequeños comercios y del 5 % para la mediana industria sobre el 40 % de la tarifa sobre la que puede modificar. Las tarifas de acceso se mantendrían para los grandes consumidores industriales.
El otro componente básico de las TUR, el coste de la electricidad, se determinó este miércoles a través de una subasta que arrojó precios superiores a los de los dos primeros trimestres del año. Antes de esta subasta, y teniendo en cuenta la propuesta de tarifas de acceso de Industria, fuentes del sector calculaban que la tarifa regulada subiría en torno al 4 por ciento a partir del 1 de julio.
Al margen de estos dos factores, faltaba por determinar el impacto de las primas a las energías renovables, que se cargan en la tarifa. Industria trabaja en un nuevo marco de primas a las renovables que podría modificar el coste de este tipo de energías y, por lo tanto, influir en la subida final de las tarifas de acceso. En una primera reacción, el presidente de la patronal eléctrica Unesa, Pedro Rivero, calificó hoy de "muy grave" la decisión de no subir la tarifa regulada en julio.
'Déficit tarifario'
Las compañías eléctricas han reclamado con insistencia una solución para el llamado déficit tarifario que se acumula desde hace años, y que ellas financian, porque los ingresos del sistema son insuficientes para cubrir todos los costes. Las principales asociaciones de consumidores mostraron desde el primer momento su total oposición a esta posible subida porque, en una situación crisis como el actual, esta una medida es "del todo inaceptable" para las familias.
El presidente de la patronal del sector eléctrico Unesa, Pedro Rivero, ha calificado como "muy grave" el pacto al que han llegado el Gobierno y el Partido Popular para no aplicar la subida de la luz en julio.En declaraciones a los periodistas antes de la presentación de la memoria anual de la patronal, Rivero, visiblemente contrariado por la noticia, se limitó a hacer esta valoración y añadió que esperará a tener la confirmación del Ministerio de Industria para dar más opiniones al respecto. CGS