Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba el anteproyecto de ley que elimina la publicidad de TVE

Una vez en vigor la ley, la Corporación RTVE se financiará con recursos públicos exclusivamente, gran parte por la aportación del Estado por sus obligaciones de servicio público. El resto, se hará mediante la aportación de un 3 % de los recursos de aquellos operadores que emitan en todo el Estado o en más de una comunidad autónoma y por los operadores de telecomunicaciones con un 0,9 %. Además, RTVE percibirá el 80 % de lo recaudado por la tasa sobre reserva de dominio radioeléctrico, recogido en la Ley General de Telecomunicaciones, y por el ejercicio de sus actividades y la comercialización de sus productos.
Los ingresos públicos solo servirán para financiar actividades de servicio público y no podrán ser utilizados para pujar con otros competidores por derechos de gran valor. Sólo se podrá utilizar el 10 % para la adquisición de derechos deportivos, con exclusión de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y un 20 % para invertir en cine español.
De la Vega ha recordado que en los dos últimos ejercicios ya se había reducido el tiempo de publicidad en TVE, una reducción, ha dicho, que iba a continuar produciéndose paulatinamente en los ejercicios futuros para dinamizar al sector audiovisual en su conjunto. Ha recordado que así lo recogía el mandato marco de 2007, pero la caída sustancial del mercado publicitario puede poner en peligro la estabilidad financiera de TVE y su equilibrio presupuestario y por eso se ha tomado la decisión de suprimir la publicidad.
La ley, ha dicho la vicepresidenta, refuerza el carácter de servicio público y obliga a RTVE a dar cabida a los grupos políticos y sociales, a retransmisiones de los principales debates parlamentarios, programas infantiles y debates electorales. También debe permitir el acceso de personas con discapacidad y el apoyo a la producción audiovisual europea.
Este anteproyecto de ley se remitirá al Consejo de Estado y a la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones y con él RTVE dará "un paso decisivo para un sistema de financiación con su renuncia inmediata y definitiva a los ingresos publicitarios".
Sobre la viabilidad de este modelo, dijo que la BBC tiene "mucho éxito" porque "el éxito de la calidad no está relacionado con tener o no tener publicidad, sino con tener un modelo definido y contar con recursos suficientes para hacer una buena televisión". Respecto a la posibilidad de que los ciudadanos acaben pagando la financiación, ha asegurado que el Gobierno "velará por los derechos de los ciudadanos" como lo hace por las empresas "que se benefician de rebajas", ha puntualizado. CGS