Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno autoriza la construcción de un subtramo del nudo de Bergara de la Y vasca por 133 millones de euros

El Gobierno ha autorizado este viernes la licitación del contrato para construir el subtramo Mondrágón-Bergara (Sector Kobate) del nudo de Bergara de la Y vasca por un importe de 133 millones de euros, incluido el IVA.
El proyecto para construir este tramo, de 2,9 kilómetros de longitud, incluye la construcción de dos viaductos de vía única sobre el arroyo de Kobate, así como los túneles de Karraskain y parte de los túneles de Udalaitz.
Tal y como anunció ayer en el Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Consejo de Ministros autoriza de este modo al Ministerio de Fomento la licitación, a través de ADIF Alta Velocidad, del proyecto constructivo de la plataforma del este trarmo, dentro de la línea de alta velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-San Sebastián-Frontera francesa.
Se trata del primero de los tramos que constituyen el denominado Nudo de Bergara, donde confluyen los ramales procedentes o con destino a las tres capitales vascas: Vitoria, Bilbao y San Sebastián.
El tramo Mondragón-Bergara (sector Kobate), cuyo trazado se ha diseñado para vía doble de alta velocidad con ancho internacional, discurre a lo largo de 2,9 kilómetros entre los municipios de Mondragón (Gipuzkoa) y Elorrio (Bizkaia).
El proyecto contiene las actuaciones necesarias para la ejecución de las obras de infraestructuras como los movimientos de tierras, obras de drenaje, estructuras, túneles, reposición de los servicios y servidumbres afectadas, incluyendo las conexiones transversales que permitan la permeabilidad de la línea.
Como elementos singulares del tramo destacan los túneles de Karraskain -este y oeste- para vía única, dos tubos de 448 y 543 metros de longitud, respectivamente. Asimismo, el proyecto incluye la construcción de parte del túnel de Udalaitz este (2,3 km.) y Udalaitz oeste (2,3 km.), que discurre también a lo largo de los otros dos tramos contiguos.
Se completa el tramo con la construcción de los dos viaductos para vía única que salvan el arroyo de Kobate, con longitudes de 83 metros el del lado este, y 28 metros el del lado oeste.
El denominado Nudo de Bergara está integrado por un total de cinco tramos: Mondragón-Bergara (sector Kobate) de 2,9 kilómetros, Mondragón-Bergara (sector Zumalegi) de 2,7 kilómetros, Mondragón-Bergara (sector Anguiozar) de 2,6 kilómetros, Elorrio-Bergara con 2,6 kilómetros y Elorrio-Elorrio de 2,9 kilómetros.
CARACTERÍSTICAS DE LA NUEVA LÍNEA
A escala europea, la nueva infraestructura forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario europeo, dando continuidad a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria/Gasteiz, prolongándola hasta la frontera francesa.
El nuevo trazado se ha diseñado para doble vía de alta velocidad con ancho internacional (1.435 mm) y permitirá la circulación de trenes de viajeros y mercancías (tráfico mixto).
ADIF tienen encomendada la construcción de 90,2 kilómetros de la plataforma entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao, además de la conexión con Gipuzkoa a través del Nudo de Bergara, mientras que el Gobierno de España ha acordado con el Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco la construcción del corredor guipuzcoano (Bergara /Donostia/San Sebastián) mediante anticipos sobre el cupo, que serán reintegrados por el Gobierno de España. Toda la financiación de la Línea de Alta Velocidad la asume el Gobierno de España.
LAS TRES CAPITALES VASCAS, CONECTADAS
La nueva línea de alta velocidad permitirá la interconexión de las tres capitales vascas en alta velocidad ferroviaria, lo que redundará en un incremento de la capacidad y la regularidad en todo el recorrido, un aumento del confort y la seguridad, con la adopción de tecnologías punta y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido.
Además, la nueva infraestructura facilitará el establecimiento de un nudo ferroviario en Vitoria-Gasteiz, permitiendo el acceso desde el resto de España, y la interconexión con la red internacional. El tiempo de viaje entre Vitoria-Gasteiz y Bilbao será de 28 minutos; entre Vitoria-Gasteiz y San Sebastián será de 34 minutos; y de 38 minutos entre Bilbao y San Sebastián.
Estudios realizados por el Gobierno Vasco estiman que la conexión ferroviaria entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao permitirá eliminar de las carreteras más de 5.000 vehículos y unos 1.100 camiones diariamente, lo que posibilitará el ahorro de hasta 8.100 horas de viaje.
Estos mismos estudios apunta a que el tren de alta velocidad evitará una emisión a la atmósfera de 425 toneladas diarias de CO2, que corresponden a un consumo de 27.000 litros de combustible, así como la menor emisión de carbono, óxido de azufre y otros compuestos químicos y orgánicos a la atmósfera.
MEDIDAS MEDIOAMBIENTALES
Asimismo, el Gobierno informa que ADIF invierte una media del 12% del coste total de las obras en la protección medioambiental del trazado, aplicando medidas de protección del entorno natural en todos los proyectos de construcción de nuevas líneas ferroviarias, ajustándose a las estipulaciones de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), además de realizar mejoras en el entorno natural de forma voluntaria.
En el trazado entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao se revegetarán más de 2.433.132 metros cuadrados (equivalentes a 243 campos de fútbol), con arbustos y herbáceas, y se replantarán un total de 118.623 árboles autóctonos.
La protección de las zonas por las que discurren los nuevos trazados incluye medidas previas y posteriores a la realización de las mismas. Estas medidas afectan, tanto al entorno natural, como al urbano, y contribuyen a minimizar el posible impacto de las obras. Entre ellas figuran la protección de los arroyos, sistemas fluviales y de la calidad de las aguas con la consiguiente elaboración de planes de vigilancia ambiental del propio proyecto constructivo.
Por último, aclara que estas actuaciones van a ser cofinanciadas por las Ayudas RTE-T a través del Mecanismo Financiero CEF "Conectar Europa".